La fiscal general del Estado 'amadrina' a Lourdes Rodríguez en Castilla y León

La fiscala superior de Castilla y León, Lourdes Rodríguez, y la fiscal general del Estado, Concepción Madrigal. /
La fiscala superior de Castilla y León, Lourdes Rodríguez, y la fiscal general del Estado, Concepción Madrigal.

Consuelo Madrigal preside en la sede del Tribunal Superior de Justicia la toma de posesión de la nueva fiscal superior de la comunidad, quien relevará a Manuel Martín Granizo, ahora en el Supremo

M. J. PASCUAL

Es la primera visita institucional de Consuelo Madrigal desde que tomó posesión de su cargo como fiscal general del Estado el pasado mes de enero. Visita Castilla y León en medio del ruido de los comicios 'plebiscitarios' del independentismo catalán y un año después de que los mismos ruidos soberanistas se llevaran por delante a su antecesor en el cargo, Eduardo Torres-Dulce, hoy jurista felizmente instalado en otras películas cuyos argumentos le gustan más. Madrigal viene a Castilla y León para respaldar a la mujer (una de las pocas que acceden a la cúpula de la Justicia, a pesar de ser mayoría en ambas carreras, la fiscal y la judicial) que se va a ocupar desde ahora de coordinar la acción de los fiscales de las nueve audiencias provinciales de Castilla y León, Lourdes Rodríguez.

Rodríguez Rey, que sustituye en este cometido a Manuel Martín Granizo, el primer fiscal superior de Castilla y León, conoce bien esta plaza, donde el índice de criminalidad es uno de los más bajos de España desde hace décadas, pero donde la violencia y no solo la machista, también la que se ejerce de hijos a progenitores, está en una preocupante escalada. Una escalada que ya en las últimas memorias de la Fiscalía Superior presentadas ante las Cortes de Castilla y León se ha puesto de manifiesto con preocupación. Este será uno de los retos a los que se enfrente la nueva fiscal superior, que conoce muy bien el tipo de delincuencia que se estila por estas tierras, desde el robo de cobre (o piñas) a la vil técnica del abrazo llegada de los países del Este para llevarse la cadena del vecino solidario, que tanta alarma generan en los pueblos. El otro reto, y más difícil, conseguir que los casos de corrupción que se están investigando bajo el liderazgo del Ministerio fiscal terminen en el banquillo. Con permiso de la independencia de las fiscalías provinciales.

La nueva fiscal superior ha estado 15 años en Palencia, donde ha ejercido como fiscal jefe hasta este nombramiento. Ingresó en la carrera en 1984 y su primer destino fue la Fiscalía de León. En 2009 fue nombrada directora del Centro de Estudios Jurídicos, escuela donde se forman las nuevas promociones de fiscales, y en la que se imparten los turnos de formación continuada de la carrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos