Roban dos bombas de agua del Yacimiento de Atapuerca

Acceso a los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca/CC
Acceso a los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca / CC

Se trata de la segunda vez que se llevan estos instrumentos de trabajo en la historia de la excavación

CÉSAR CEINOSBurgos

Los amigos de lo ajeno han visitado esta noche el área del río Arlanzón donde se habitualmente se limpian los sedimentos de los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca y han hecho lo que mejor saben hacer: robar. En concreto, se han llevado dos bombas de agua, una grande y otra pequeña, ubicadas junto al curso fluvial en Ibeas de Juarros.

Los responsables de la excavación han presentado ya una denuncia ante la Guardia Civil por estos hechos, que han provocado un inesperado retraso en la investigación que se suma al producido por las últimas lluvias, que han afectado a varios puntos del yacimiento. «El daño material es menos importante que el moral»; ha declarado indignado el codirector del proyecto científico Eudald Carbonell, ya que el tiempo de excavación es escaso, solo un mes y medio al año. «Una cosa de estas te descabalga todo», ha matizado su homólogo José María Bermúdez de Castro.

Por desgracia, los robos en El Mirador o en el río son habituales en Atapuerca y no se ha podido esclarecer ninguno. De hecho, es la segunda vez que se llevan las bombas de agua. «Es muy complicado dar con las personas que hacen estas cosas. No sé cuántas denuncias he puesto ya y nunca jamás ha pasado nada», ha recordado Bermúdez de Castro.

La actividad se reanudará como estaba previsto cuando llegue el nuevo material que supla al robado. «El jefe de logística está comprando ya una nueva máquina», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos