Rico sobre las condiciones de Ciudadanos: «El partido está por encima de las personas»

César Rico (i), actual presidente de la Diputación de Burgos y presidente provincial del partido, junto a Borja Suárez, portavoz del PP en la Diputación y principal nombre que suena como candidato a presidente de la Diputación después de Rico. /BC
César Rico (i), actual presidente de la Diputación de Burgos y presidente provincial del partido, junto a Borja Suárez, portavoz del PP en la Diputación y principal nombre que suena como candidato a presidente de la Diputación después de Rico. / BC

El presidente del PPCyL anunció ayer que su partido aceptaba las 18 propuestas sobre regeneración política de Cs | Si el PP quiere mantener la Diputación de Burgos, César Rico no podría continuar al frente

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Como se podría prever desde que el líder de Ciudadanos en Castilla y León, Francisco Igea, pusiera como condición al PP en sus negociaciones no apoyar nombres que llevasen más de ocho años en el cargo, César Rico (PP) tiene complicado seguir al frente de la Diputación. Ahora que el PP ha perdido la mayoría absoluta que ha tenido en esta legislatura en la institución.

Ayer el presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunciaba que su partido aceptaba las 18 propuestas sobre regeneración política que Ciudadanos ponía sobre la mesa para alcanzar acuerdos de gobierno en la comunidad autónoma. Esto pone contra las cuerdas al actual presidente de la Diputación, Rico lleva en este cargo desde junio de 2011.

Si el PP quiere contar con el apoyo del partido naranja para seguir ocupando el Gobierno de la Diputación, Rico no puede ser el candidato de los 'populares'.

El presidente de la Diputación no ha querido valorar la decisión de su partido de aceptar esta condición, «tenemos un partido piramidal, el presidente regional es el que está al frente de las negociaciones», a lo que ha añadido que «Mañueco es nuestro presidente, dio su rueda de prensa ayer y no hay más que añadir, será lo que tenga que ser, las palabras del presidente no se valoran».

Pero sí ha dejado claro Rico que él no tendría problema en apartarse hacia un lado, «nunca se da un paso atrás, se da un paso al lado». En este sentido, el todavía presidente de la Diputación ha querido puntualizar que «el partido está por encima de las personas». Parece que el PP no encontrará obstáculos en Rico, también presidente provincial del PP en Burgos, en cuanto a las negociaciones de gobernabilidad. «En mi trayectoria política he dado muestras de que el PP está por encima de las personas. Cuando hemos tenido que tomar este tipo de decisiones, las hemos tomado sin que el pulso tiemble», ha señalado Rico.

Pase lo que pase, ha querido señalar que su futuro siempre va a estar «unido a esta casa», ya que es «funcionario de carrera de la Diputación», aunque no sabe si seguirá unido a la institución desde el mismo asiento.

Más información