La vejez, 'A gusto en mi casa'

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, el vicepresidente de la Diputación, Carlos García (i), y el alcalde de Las Navas del Marqués, Gerardo Perez García, durante la presentación del proyecto 'A gusto en mi casa'. /Efe
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, el vicepresidente de la Diputación, Carlos García (i), y el alcalde de Las Navas del Marqués, Gerardo Perez García, durante la presentación del proyecto 'A gusto en mi casa'. / Efe

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades pone en marcha en la comarca de Pinares abulense un proyecto piloto, pionero en España, que pretende dar apoyo en el domicilio a personas con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica

PAULA VELASCO

«Hay un reto emergente dentro del envejecimiento» en la región, que es el de las personas que viven solas en sus domicilios. Hoy, el 23% de los mayores de 65 años en Castilla y León viven de este modo, pero este porcentaje será de un 33% en el año 2031, según la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García.

Precisamente desde esta consejería se pone en marcha un proyecto pionero que se va a pilotar en la comarca de Pinares, en Ávila, y que tiene como objetivo principal que las personas mayores con dependencia, discapacidad, con alguna enfermedad crónica, que viven además en el medio rural «y muy especialmente aquellas personas que viven solas», puedan permanecer en sus hogares el mayor tiempo posible siempre que lo deseen, y para ello contando con los apoyos, servicios y prestaciones necesarias.

El pilotaje se llevará a cabo en seis poblaciones abulenses: Las Navas del Marqués, Navalperal de Pinares, Peguerinos, Hoyo de la Guija, El Hoyo de Pinares y El Tiemblo. Este territorio «representa la realidad sociodemográfica de Castilla y León», donde se pretende ir implantando posteriormente, ha asegurado García.

'A gusto en mi casa', que así se ha denominado el proyecto, unirá a la Consejería, Diputación, los seis ayuntamientos implicados, Pronisa, Asprodes y Plena Inclusión, así como Cruz Roja, la Universidad de Valladolid y otras entidades. «Nunca hemos trabajado todos los servicios juntos», explica Yolanda Miguélez, directora de centros Pronisa. El trabajo de las «trabajadoras sociales de las CEAS será clave», ya que irán a los domicilios de «la muestra preseleccionada por la Gerencia de Servicios Sociales», para explicarles el programa con el fin de que pueda adherirse a él quien lo desee.

Tras esto, el segundo paso es realizar una valoración inicial tanto del hogar como social y del entorno de la persona que se adhiera. El gestor del caso hará después una propuesta de adaptación del hogar, en caso necesario, y un plan provisional de apoyo que se aplicaría en una tercera fase. «La 'check list' puede ser desde lo más básico, como cambiar unas escaleras por una rampa» o una bañera por una ducha, explica Miguélez, y después puede pasar a acciones más complicadas como incorporación de «teleasistencia o sensores de seguridad». En la valoración social se valorarían parámetros como si esta persona vive sola, tiene algún familiar cerca o si necesita acudir a centros de día.

A este respecto, el Centro de Día de Las Navas del Marqués ha sido el escenario elegido para la presentación de este proyecto. El edificio cubriría treinta plazas en toda la comarca si se necesitara, cubriendo necesidades como «estimulación cognitiva, rehabilitación funcional o asistencia personal».

Este proyecto piloto, con una financiación de cuatro millones de euros, se desarrollará durante treinta meses. Durante este periodo, se irán incorporando en torno a quince personas cada mes hasta completar la centena, todos ellos mayores de 65 años, con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica, que vivan en su vivienda habitual, con el fin de favorecer la permanencia en su domicilio y no en una residencia, que es el objetivo de este proyecto.

Este proyecto se enmarca dentro de la estrategia de prevención a la dependencia y promoción del envejecimiento activo, «la primera estrategia  de estas características de Castilla y León, que tienen un horizonte temporal de 2017 al 2021», ha explicado la consejera de Familia, Alicia García. Además «el impacto en la zona es muy importante, ya que se crearían cuarenta puestos de trabajo», por lo que se trabajaría también en fijar población en el medio rural. «Con esto estamos diseñando los servicios sociales del futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos