Los trabajadores de las empresas auxiliares de Nissan se manifestarán los días 26 y 27 de abril

Actual planta de fabricación del modelo NT400, que se dejará de fabricar en Ávila en verano./RAÚL HERNÁNDEZ
Actual planta de fabricación del modelo NT400, que se dejará de fabricar en Ávila en verano. / RAÚL HERNÁNDEZ

Reivindican una bolsa de empleo para los trabajadores afectados en el periodo de transición y medidas en igualdad de condiciones a los empleados de Nissan

ISABEL MARTÍNÁvila

Los trabajadores de las ocho empresas auxiliares de Nissan se manifestarán los días 26 y 27 de abril. Así lo han acordado en asamblea «ante la desidia mostrada por parte de Nissan y administraciones», aseguran desde UGT. Asimismo se realizarán concentraciones ante la Junta de Castilla y León y no realizarán horas extra.

La situación de Nissan entre septiembre de 2019 y abril de 2020, periodo de transición hasta que la factoría comience a funcionar como una planta de estampación, está todavía en el aire y también afecta a los 150 trabajadores de las empresas auxiliares de la planta abulense.

Los trabajadores han tomado esta decisión «tras los intentos de contacto por nuestra parte con Nissan, de los que no se ha recibido ninguna respuesta», y debido al «escaso resultado de la mediación solicitada al Ayuntamiento y la nula implicación de la Junta de Castilla y León», y considerando «el riesgo de desaparición del tejido industrial dependiente de Nissan».

UGT califica de «vergonzoso» tanto el «abandono» como la «falta de interés mostrada por nuestros representantes políticos» y piden que, al menos, «se mantengan los 750 puestos de trabajo que hay actualmente, después de la inyección de dinero que va a recibir Nissan por parte de la Junta de Castilla y León».

Reivindicaciones

Este colectivo de trabajadores reivindica la creación de una mesa de trabajo con presencia de representantes de la Junta de Castilla y León, Nissan y representantes de los trabajadores de las empresas auxiliares.

También piden que «por parte de Nissan se confirme su vinculación a futuro» con dichas empresas, «estudiando cómo se pueden ir encajando cada una de ellas en la nueva actividad».

Otra de sus peticiones es la creación de una bolsa de trabajo para los empleados afectados en el periodo de transición, así como la puesta en marcha de medidas, por parte de la Junta, para este colectivo «en igualdad de condiciones» que los trabajadores directos de Nissan.