El programa TLO presta sus ojos también a la ONCE

Una de las sesiones de lectura del programa TLO con miembros de la ONCE./EL NORTE
Una de las sesiones de lectura del programa TLO con miembros de la ONCE. / EL NORTE

La Asociación de novelistas abulenses 'La Sombra del Ciprés' y la ONCE colaboran mano a mano en este proyecto, junto con la Biblioteca Pública de Ávila, en el que los asociados leen textos a personas con discapacidad visual

PAULA VELASCOÁvila

La Asociación de Novelistas Abulenses 'La Sombra del Ciprés' ha ampliado su Programa TLO de voluntarios de lectura a la ONCE.

La actividad comenzó de la mano de Cruz Roja Ávila el pasado mes de marzo, con voluntarios que acudían a domicilios de personas con algún tipo de deficiencia visual o incluso a personas con Alzheimer, para leerles textos y ser así de alguna manera sus ojos.

Con esta nueva colaboración, el programa TLO, cuya idea original fue del novelista y periodista Pablo Garcinuño, alcanza nuevos horizontes en su meta de acercar la literatura a personas con dificultades para acceder a los libros por distintos motivos.

«Casi una decena de usuarios de la ONCE se reúnen semanalmente con un representante del colectivo cultural para compartir textos de todo tipo», han informado fuentes de la Asociación. «Priman los relatos y la poesía, al ser géneros más breves que permiten su lectura completa en una misma sesión, de una hora de duración aproximadamente. También se tiene una especial inclinación por los autores abulenses», añaden.

El lugar de la reunión es la Biblioteca Pública de Ávila, desde donde se ha querido colaborar desinteresadamente con esta actividad «de carácter social y cultural», cediendo unas de sus salas. Allí se mantienen las reuniones semanales, los miércoles por la tarde, fomentando el papel de la lectura como nexo de unión e integración.

«Para la Asociación es un placer impulsar el acercamiento a las letras, nuestra auténtica pasión y el motivo de ser de nuestro colectivo», han manifestado. «En el caso de las reuniones con los usuarios de la ONCE, se va mucho más allá de la lectura, ya que cada historia leída genera un debate posterior muy enriquecedor. No solo venimos a leer, también a escuchar y a aprender de ellos», han añadido.

En el caso de la ONCE, las sesiones de lectura comenzaron en mayo de la mano de Begoña Ruiz Hernández y en el curso 2018-2019 ha tomado el testigo Pablo Garcinuño. Dicha actividad, en todas sus vertientes, está abierta a la participación de nuevos voluntarios y usuarios. Las personas interesadas en el programa pueden contactar con la Asociación 'La Sombra del Ciprés' a través del mail asociaciondenovelistas@gmail.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos