Héroes anónimos

Una exposición en el Palacio Real repasa los uniformes militares de más de cuatro siglos

J. MORENOVALLADOLID
El pintor Augusto Ferrer-Dalmau comenta con el escritor Arturo Pérez Reverte uno de los uniformes. /A.Quintero/
El pintor Augusto Ferrer-Dalmau comenta con el escritor Arturo Pérez Reverte uno de los uniformes. /A.Quintero

El escritor y académico de la Lengua Española, Arturo Pérez Reverte, junto al pintor Augusto Ferrer-Dalmau, inauguraron ayer en el Palacio Real en la plaza de San Pablo una exposición de uniformes militares en la que se muestra la evolución de la indumentaria castrense desde hace más de cuatro siglos. El acto, que estuvo presidido por el teniente general del Ejército José Muñoz, y el general jefe de la IV Suige, Juan Díaz Cruz, sirvió para rendir un homenaje al soldado anónimo español que para Pérez Reverte representa «el trabajo duro y sucio» en las contiendas. «Esta exposición recorre momentos dolorosos, trágicos y gloriosos de estos soldaditos anónimos, que durante siglos han dejado la piel en empresas buenas o malas, pero leales a su deber y obligación», dijo el escritor.

En las salas del Palacio Real se podrán ver hasta el 5 de febrero uniformes de Caballería, Ingenieros, zapadores, de la Guardia Civil e incluso del Ejército Republicano y de las milicias de la CNT de 1936, y de las guerras de Cuba y Marruecos.

El teniente general José Muñoz, en tono pragmático, dijo que «el soldado español combate y muere sobre todo por su compañero y a veces la bandera se ve muy lejos».

Bajo el título Del chambergo a la boina verde, esta muestra ha estado en Málaga y Badajoz coincidiendo con el Día de las Fuerzas Armadas, y suma a los uniformes piezas de sombreros y cascos de los diferentes cuerpos militares.

El autor de Las aventuras del Capitán Alatriste y periodista en combate de la verdad en conflictos como el de Bosnia, animó a visitarla para recordar «una memoria necesaria». «En el fondo el soldado español siempre es alguien como nuestro primo, nuestro hermano o nuestro cuñado que ha ido a la guerra por necesidad, hambre o por obligación. Y eso hay que respetarlo», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos