Justo Villar quiere irse en diciembre

El paraguayo se pone como meta el Mundial y no está dispuesto a ser suplente un año más

A. G. ENCINAS |VALLADOLID
Justo Villar y Jacobo. / M. Á. SANTOS/
Justo Villar y Jacobo. / M. Á. SANTOS

Estaba claro desde el verano. Si Justo Villar no era titular, se avecinaba un problema. Y daba la sensación de que podría ser el portero de cabecera hasta que Jacobo se hizo con el puesto en el trofeo Ciudad de Valladolid, con un gran partido ante el Villarreal. Siete días después, ocupaba el puesto ante el Almería. Justo Villar se quedaba en el banquillo. En estas dos semanas desde entonces, Villar ha viajado a Paraguay, se ha clasificado para el Mundial dejando en un brete a Argentina y ha escuchado las alabanzas de su público a la par que las dudas de su entrenador, Gerardo Martino, preocupado por el hecho de que no sea titular en el Real Valladolid.

Así que la crisis que se preveía para noviembre o primeros de diciembre, vísperas del mercado invernal, se ha anticipado bastante. El paraguayo lo deja claro: Tenía mucha ilusión de poder jugar, pero entró Jacobo, lo hizo muy bien y ahora a recuperarme, a seguir trabajando y a esperar a diciembre, fue su primera frase sobre el asunto.

Y es que Justo Villar tuvo opciones, según explica él mismo, de salir en verano a algún equipo europeo o sudamericano. En Argentina tiene tan buen cartel que los albicelestes se congratulaban por la lesión que sufrió días antes del Paraguay-Argentina y que estuvo a punto de dejarle fuera del choque. El Real Valladolid no le dejó. Ahora, a tres meses para que se abra el mercado invernal, ya sólo tiene un objetivo. Es muy difícil que pueda estar, por cómo viene Jacobo, por la confianza que le tiene el técnico, así que seguramente voy a tener que hacer lo que me parezca mejor y tratar de jugar. Tengo un Mundial enfrente y no puedo estar regalando minutos, tengo que estar bien, así que voy a esperar a que pase tranquilo esto y luego veremos qué decisión tomar.

La única decisión que pasa por su cabeza, después de un año a la sombra de Asenjo y de ver que Jacobo le quitaba el puesto, es la de marcharse. Y no cree que el club le pueda poner impedimentos en enero. Están en su derecho, pero yo también tendré derecho a moverme un poco, porque si no, llegar a un Mundial sin minutos encima y siendo suplente en un equipo no es lo mejor, advierte.

No ha hablado con Mendilibar, y mantiene una buena relación con Jacobo, su nuevo competidor a la par que Fabricio, pero tiene claro que su aventura europea ha llegado a su fin de la manera que menos pensaba. Pensé que iba a ser diferente, pero bueno. Hay que esperar a que se vayan aclarando las cosas y luego ver lo mejor que pueda hacer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos