El coste de la sede de las Cortes no deja de crecer

De los 39,6 millones en los que se adjudicó la obra, la suma de diversas partidas eleva la construcción del edificio a 79, 5 millones de euros

ISABEL F. BARBADILLO| VALLADOLID
El coste de la sede de las Cortes no deja de crecer

A grandes obras, enormes presupuestos. El faraónico y singular edificio de las Cortes de Castilla y León, que lleva camino de convertirse en un pozo sin fondo para las arcas públicas, ha costado hasta el momento casi el doble de su presupuesto inicial. Y eso sólo en los aspectos relacionados con su construcción. Del equipamiento de la nueva sede parlamentaria y, sobre todo de su mantenimiento, las cifras, con muchos ceros, siguen siendo opacas.

Un documento expedido el pasado 23 de enero por la Intervención de la Cámara eleva hasta los 79,5 millones de euros la factura global de la construcción, dato que casi duplica el oficial de 47,6 millones de euros hecho público por el propio presidente de la Cámara, José Manuel Fernández Santiago, el día en que los Reyes inauguraron la imponente sede, el 14 de noviembre del 2007.

Emblema de la arquitectura moderna de Valladolid junto al Centro Cultural Miguel Delibes, el edificio erigido en el Plan Parcial Villa del Prado se adjudicó el 18 de febrero del 2004 por 39.680.938 euros a la Unión Temporal de Empresas integrada por Fomento de Construcciones y Contratas y Collosa, con un plazo de ejecución de 23 meses.

La Mesa de las Cortes adjudicó la obra, aunque en la evaluación de las ofertas presentadas intervinieron dos directores generales de la Consejería de Fomento, el de Carreteras, Alberto Solís, y el entonces de Vivienda, Javier Arribas, además de otros dos ingenieros.

Esos 39,6 millones de euros rebajaron el montante de la licitación en un 21%. La obra se inició en el abril del 2004.

Matizaciones

El presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago, no está de acuerdo de ninguna manera con los 79,5 que figuran en el documento de Intervención. Por ello, en el escrito facilitado por él mismo a este periódico, y en el que las principales partidas coinciden hasta en los decimales con el anterior, el presupuesto suma 65 millones de euros, lo que demuestra el importante incremento de la previsión inicial.

«Dijimos en aquel momento que había costado 47 millones y era cierto, pero después se hicieron modificaciones de obra y llegaron nuevas certificaciones y liquidaciones».

Las cuentas proporcionadas por Fernández Santiago recogen, además de los 47,6 millones en concepto de contrato principal y primer modificado, una partida de 5,7 millones 'por revisión de precios'; otra de 5,1 millones por la 'adaptación de las dependencias de los grupos parlamentarios y ubicación del Servicio de Archivos'; otra de 5,2 millones por 'liquidación de obras y final' de 1,9 millones por la 'revisión de precios de liquidación'.

En total, 65 millones de euros, de los que el presidente de la Cámara cree que habría que descontar los 5,1 millones que costó la redistribución de los espacios para los grupos, acordada «a petición suya y por consenso».

Sin embargo, el documento emitido por la Intervención de la Cámara el pasado 23 de enero recoge varios apartados más que hacen crecer el presupuesto hasta los 79,5 millones. Entre ellos, el denominado 'Obra Complementario 11 Certificaciones', por importe de 7,9 millones, precio que costó instalar todo el sistema de telecomunicaciones.

Avanzada tecnología

José Manuel Fernández Santiago se muestra orgulloso de las nuevas tecnologías introducidas en la gran casa que representa a todos los ciudadanos de Castilla y León. «El sistema que adoptamos es similar al que existe en el Congreso de los Diputados», afirma. Moderno y práctico, este complejo y costoso dispositivo permite ver y comprobar las votaciones de sus señorías en dos grandes pantallas, situadas a ambos lados de las bancadas del Hemiciclo, da al instante el resultado de los votos emitidos y refleja con luces luminosas (cada grupo parlamentario tiene asignado un color) la posición de cada escaño, por lo que si un procurador se equivoca o rompe la disciplina de partido, ahí queda.

Además, cada uno de los 83 procurador dispone de ordenador en su escaño, y en las cabinas y despachos para los medios de comunicación se han instalado pantallas que transmiten en directo el desarrollo de las sesiones parlamentarias.

Pero volviendo al desglose de dineros, la reproducción del documento sellado añade otros capítulos, como el relativo al 'proyecto básico' (1,4 millones de euros), 'proyecto modificado' (406.000 euros), 'consultoría e interiorismo (324.00 euros), dirección facultativa de la empresa de ingeniería Eptisa y liquidación (1,3 millones), obra complementaria de escaños (872.632 euros), obra complementaria de mostradores (532.612) o la obra complementaria de la iluminación del Cubo (595.812 euros).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos