«Yo no me enamoraría de un chulito como Danny Zuko»

«Soy muy 'happy' y me llevo bien con todo el mundo», dice la Sandy de 'Grease, el musical de tu vida'

Edurne, la triunfita menos llorona, interpreta a Sandy en 'Grease, el musical de tu vida'. / EL NORTE/
Edurne, la triunfita menos llorona, interpreta a Sandy en 'Grease, el musical de tu vida'. / EL NORTE

Edurne García Almagro, la concursante más angelical y menos llorona que jamás pisó la academia de 'Operación Triunfo' se transforma cada noche en Sandy, la protagonista de 'Grease, el musical de tu vida', un espectáculo que acaba de cumplir un año en el Teatro Victoria de Barcelona.

-¿Tuvo que pasar un duro casting para convertirse en Sandy?

-Me llamaron este verano, durante un fin de semana que pasaba descansando en Málaga. Viajé a Barcelona y, sí, allí tuve que pasar una serie de castings y demostrar que podía cantar, bailar, interpretar... Todo fue muy deprisa. A la mañana siguiente me admitieron y me incorporé de inmediato a los ensayos.

-¿Fue su ex profesor Manu Guix quien le ofreció el papel?

-Sí, él es el director musical de la obra y propuso mi nombre. Luego, me aceptaron los demás. Me dijeron que daba el perfil y que mi nivel era bueno.

-¿Alguna vez soñó con ser como Olivia Newton John?

-Yo había visto 'Grease' de pequeña. Creo que fue mi primer musical y me quedé fascinada. Es la película que más veces he visto en mi vida. Siempre he querido ser Sandy. Me disfrazaba como ella, cantaba todas sus canciones... Es una coincidencia increíble.

-Hay una Sandy muy inocente y otra, al final, vampiresa. ¿Cuál le va más?

-Me identifico con las dos. Quizá no soy tan niña e inocente, pero en mi vida normal soy bastante tímida y muy buenecita. Y luego, en el escenario, en mis conciertos, me transformo y soy más atrevida.

-En O.T. sí que parecía muy ingenua. ¿Abrió allí los ojos?

-Bueno, es que cuando entré tenía 19 años. Era una niña. Y ahora sigo siéndolo de algún modo, tengo sólo 21. Pero luego vas aprendiendo, madurando, evolucionando... Ahora estoy más segura de mí misma. Hay que espabilar, porque si no te comen viva.

-En 'O.T.', fue la menos llorona.

-Es que soy muy positiva. Soy lo que se dice muy 'happy'. Me llevo bien con todo el mundo, me adapto a todas las personalidades. Lloré poco, porque era consciente de que eran sólo tres meses y había que aprovecharlos. Además, no me gusta mostrar mis sentimientos más íntimos en público.

-¿Entiende que Sandy se enamore de Danny?

-Personalmente, yo no me enamoraría de un chulito, la verdad, porque no va conmigo. Pero, en el caso de Sandy, ella ha conocido a Danny unos meses antes y él allí se mostraba diferente. Así que espera que cambie.

-Pero al final la que cambia es ella.

-Sí, pero al cambiar ella, él ya no es tan chulo, es un poco como el Danny Zuko del principio.

-¿De niña se enamoró de Travolta?

-Por supuesto, era tan guapo.

-¿Tanto como Fran Dieli?

-Después de dos años, veo que siguen relacionándonos y yo repito que de mi vida privada no voy a hablar. No voy a decir si estoy con él o no. La gente dice que Fran se parece a Danny Zuko en el físico. Pero en la forma de ser no. Él es todo lo contrario...

-Dulce, romántico...

-Y, sobre todo, buena persona.

-Creo que sus piernas no le gustan mucho.

-No es la parte de mi cuerpo de la que estoy más orgullosa.

-¿Cuál es esa parte?

-Los ojos. Es algo con lo que se puede jugar mucho. Y eso me gusta.

-¿Tiene un tatuaje?

-Son dos. Una clave de Sol y las huellas de un animal. Los animales son mi pasión. Antes de entrar en 'OT' estudiaba veterinaria. En casa, tengo dos perros y tres gatos.

Fotos

Vídeos