Valladolid adaptará en la Plaza Mayor los típicos mercados navideños de Centroeuropa

Mercadillo navideño instalado en la ciudad alemana de Trier. /EL NORTE
Mercadillo navideño instalado en la ciudad alemana de Trier. / EL NORTE

El Ayuntamiento estrenará este año esta propuesta en colaboración con la asociación de artesanos Foacal

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

El gran escaparate de la Navidad en el que cada año se convierte la Plaza Mayor se reforzará este mes de diciembre con una nueva propuesta que tomará como modelo los tradicionales mercados de artesanía navideña que triunfan en las principales capitales de Centroeuropa (de Praga a Hamburgo, de Estrasburgo a Múnich) y que se han convertido en un importante atractivo turístico. El Ayuntamiento ha tomado como inspiración estos icónicos mercados e instalará (del 5 de diciembre al 5 de enero, dicen las bases) entre diez y catorce casetas en la Plaza Mayor, que estarán gestionadas por integrantes de la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (Foacal).

Serán unos puestos de estructura y decoración navideña, de madera lacada (de 2,5 por 2,5 metros) e iluminación especial, que compartirán espacio en la Plaza Mayor con la oferta hasta ahora tradicional durante esas fechas. Se mantendrán el tren infantil, el tiovivo gigante, el belén monumental, el gran árbol de los deseos y, además, se sumará este mercado. «Ahora estamos trabajando en la distribución de espacios en la Plaza Mayor, pero el objetivo es conseguir que sea un gran punto de encuentro para las familias y para aquellas personas que visiten Valladolid durante estas fiestas», asegura Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo, quien se muestra muy ilusionada con esta propuesta.

Una tradición de adviento desde 1434

Los mercados de adviento instalados en las plazas principales del municipio son un clásico de pueblos y ciudades de Austria, Alemania y la región de Alsacia, en donde casi todas las localidades disponen de uno. Esta tradición hunde sus raíces en la Edad Media y el más antiguo del que se tiene constancia está fechado en Dresden (Alemania), en el año 1434. Nació con el objetivo de habilitar en la calle un espacio que ofreciera calor y cobijo a los viandantes en los días más fríos del invierno (el actual crea un paseo de un kilómetro de largo). Junto a la actividad comercial es típica la organización de recitales musicales de villancicos y la venta de vino caliente que aquí, en Valladolid, se sustituirá por chocolate.

«La intención es profundizar en el espíritu navideño». Para ello, el Consistorio propondrá una ruta de mercados por diversas plazas. Continuarán funcionando los ya existentes en Portugalete (artesanía) yRecoletos (juguetes industriales, petardos, figuritas). Pero ahora se sumará este tercer punto en la Plaza Mayor, estrechamente vinculado con las propuestas de mercados navideños de Centroeuropa. «No solo tendrá una decoración especial, sino que el tipo de productos será muy concreto para ofrecer algo distinto, novedoso y de calidad», apunta Redondo.

Así, los puestos venderán productos artesanales vinculados con la Navidad, con piezas únicas, elaboradas a mano y pensadas específicamente para estas fechas (velas, belenes, flores, juguetes, productos decorativos de Navidad, algunos de ellos con técnicas de cestería, y también ropa de punto, guantes o prendas invernales). Además, está previsto que haya una oferta de alimentación y dulces navideños que suponga, aproximadamente, la mitad del mercado, «con puestos de frutos secos y deshidratados, mazapanes, turrones, galletas y chocolates», explican los responsables de Foacal.

El Ayuntamiento trabaja en estos momentos en el diseño de los espacios de la Plaza Mayor para que la ubicación de estas casetas genere un nuevo ambiente que enriquezca la oferta, sin entorpecer las esperas para el tiovivo o el tren infantil.

Esta propuesta de instalar un mercadillo navideño en la Plaza Mayor ya se planteó en el pleno de noviembre del año pasado, después de una moción de Ciudadanos para la creación de un mercado que, según explicó Pilar Vicente, pretende fomentar el «turismo de compras» para una iniciativa pionera en España. Esta primera edición servirá para medir la aceptación de la nueva propuesta.

Fotos

Vídeos