Los nuevos bonos de Auvasa entrarán en vigor el 1 de marzo

nuevos bonos de Auvasa
Un grupo de pasajeros sube a un autobús de la línea 2 de Auvasa.
  • A finales de mes se empezarán a poner a la venta

La compañía de transporte público Auvasa iniciará a finales de este mes la emisión de los nuevos bonos de viaje, que entrarán en vigor el próximo 1 de marzo. La empresa habilitará puntos de información y gestión de las tarjetas y abrirá un canal en su página web –www.auvasa.es– para que los usuarios puedan presentar sus solicitudes, que en el caso títulos mensuales y del social estarán personalizados. Durante enero y febrero estará abierto este proceso, según confirmaron fuentes municipales. El nuevo sistema tarifario de la compañía será una de las principales novedades de 2017 dentro de la política del Consistorio. El objetivo, recalcan sus responsables, es incrementar el número de vallisoletanos que apuesten por la movilidad colectiva y rebajar así el tráfico privado por el viario de la ciudad.

El Ayuntamiento busca derivar a los vecinos a los títulos de tarifa planta mientras que incrementará los precios del billete ocasional hasta los 1,50 euros y de los bonos ordinarios –tanto de adulto como joven–, que pasarán a costar 0,75 y 0,50 euros, respectivamente, cinco céntimos más en el primer caso y seis, en el segundo.

La novedad estará en tres plásticos, que tendrán un coste de expedición de tres euros cada uno. El bono mensual de adultos, con un precio de 38 euros, permitirá viajar sin límite a los vecinos empadronados en la capital en toda la flota de Auvasa durante 30 días naturales desde la recarga, que se realizará en los kioscos y estancos que cuenten con el sistema. Esta tarjeta, que llevará el nombre y la fotografía de su titular, tendrá dos perfiles, uno asociado a la tarifa plana mensual y otro al sistema monedero. De esta manera, el usuario, dependiendo de la estimación de sus necesidades, podrá realizar la recarga para el mes o meter dinero para que la canceladora le cobre los 75 céntimos del bonobús ordinario cuando vea que en un periodo determinado no le compense la nueva modalidad.

Lo mismo ocurrirá con la nueva tarjeta joven mensual. Por 22 euros, la población entre los 12 y los 26 años de edad empadronada en Valladolid podrá montar en los autobuses, incluidos los de las líneas búho, todas las veces que lo necesite durante el periodo de 30 días en los que el saldo esté vigente. También tendrá la posibilidad de recargar en la modalidad del bonobús joven ordinario a un precio de 50 céntimos por viaje.

La otra apuesta de la nueva política tarifaria en la compañía de autobuses es el bono social. Está dirigido a las personas que lleven desempleadas más de dos años y tengan una edad superior a los 45. Para beneficiarse, los ingresos del hogar no podrá superar l,3 veces el IPREM (8.307 euros). El coste por viaje será de 20 céntimos y la recarga mínima del plástico tiene que alcanzar los dos euros.

Bono combinado

También el 1 de marzo entrará en vigor el nuevo bono combinado para que los usuarios del transporte metropolitano, que a lo largo del primer trimestre unirá los 24 pueblos del cinturón de la capital con la ciudad, puedan viajar en la flota de Auvasa sin límite de viajes. La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento, está implantando de manera progresiva este sistema desde el pasado mes de mayo. En dos meses por 59 euros estos viajeros podrán utilizar también los autobuses de la ciudad para sus desplazamientos con el mismo plástico.

Será en este 2017 cuando la empresa Auvasa comience a implantar también los cambios en las líneas con el objetivo de mejorar la red de transporte público y ganar en velocidad comercial. Por el momento, el Ayuntamiento guarda como oro en paño el nuevo diseño, que conllevará la eliminación de paradas en algunas rutas y cambios de recorrido en otras con la finalidad de ofrecer un mejor servicio. Pendiente está también la eliminación definitiva del tráfico de autobuses y taxis por la Plaza Mayor.

Temas