El Norte de Castilla

Conflicto con las barras hosteleras de Pingüinos

Una de las casetas hosteleras de la Fiesta de la Moto.
Una de las casetas hosteleras de la Fiesta de la Moto. / R. GÓMEZ
  • La asociación quiere que se dé la oportunidad a los quince negocios que apostaron por la Fiesta de la Moto

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y el Club Turismoto mantuvieron ayer una reunión con la concejala de Cultura, Ana Redondo, para intentar acercar posturas de cara a la edición de Pingüinos 2017. La entidad que agrupa al sector de los bares y la restauración en Valladolid reclama al Ayuntamiento que haga cumplir el compromiso que adquirió para que los negocios que participaron el pasado mes de enero en la Fiesta de la Moto –cita alternativa organizada Consistorio tras la suspensión de la concentración oficial– tengan preferencia para hacerse con la barras que se instalarán en la antigua hípica militar del Pinar de Antequera entre el 12 y el 15 de enero del próximo año. El presidente de la asociación, Jaime Fernández, explicó que en aquella ocasión quince establecimientos realizaron un «importante esfuerzo» para animar el evento, una apuesta que, económicamente, no tuvo la recompensa esperada por la escasez de inscritos y el mal tiempo que acompañó a la quedada motera. «Quiero que quede claro que nosotros no tenemos ningún problema con Turismoto, únicamente queremos que el Ayuntamiento cumpla con aquel compromiso», destacó ayer Jaime Fernández.

La otra parte, el Club Turismoto, alega que ellos ya tienen adquiridos compromisos con establecimientos que desde siempre les han acompañado en anteriores ediciones de Pingüinos. El portavoz de la entidad, José Manuel Navas, puntualizó que es el club el que tiene que poner las condiciones, al mismo tiempo que subrayó que tampoco se puede permitir el montaje de un exceso de negocios, porque el volumen de ingresos para los que se instalen bajaría considerablemente. «El perfil que buscamos es más el del feriante que el de un bar de copas o el de la Feria de Día», argumentó Navas.

Buenas expectativas

La expectación que ha despertado la 34 edición de Pingüinos hace prever un repunte en los inscritos. Turismoto confía en reunir a 20.000 aficionados a las dos ruedas, una cantidad que hace crecer las expectativas de los hosteleros respecto a unas cajas más jugosas.

La concejala de Cultura, Ana Redondo, recalcó que lo primordial es conocer cuántos establecimientos de los que participaron en la Fiesta de la Moto estarían interesados en entrar en Pingüinos. «Si son quince, tenemos un problema; si fueran tres o cuatro, podrían entrar en algunas de las carpas», aclaró la edil, quien abogó por encontrar «un punto de equilibrio». Redondo sí considera importante que los hosteleros que apoyaron el evento alternativo puedan ser compensados por aquella apuesta que hicieron, aunque también reconoce que un exceso de oferta de barras y comida no sería bueno, porque bajaría el volumen de negocio. Para la responsable del área en la reunión de ayer «quedó clara la idea de que la próxima cita de los Pingüinos tiene que salir bien», con lo que confía que ambas partes puedan llegar al entendimiento en las reuniones que se mantendrán en los próximos días.