El Norte de Castilla

El gerente de la empresa Auvasa cobrará 70.000 euros, 30.000 menos que el anterior

  • Entre los requisitos del aspirante para cubrir la futura plaza está el de residir en Valladolid

Ya no será el puesto mejor retribuido de la plantilla del Ayuntamiento de Valladolid, ni superará al del actual alcalde, Óscar Puente (76.500 euros). El Consejo de Administración de Auvasa acordó ayer sacar a concurso la plaza de gerente de la compañía, que verá así reducida la retribución anterior en unos 30.000 euros. Una circunstancia que sirvió al equipo de Gobierno para despedir en octubre del 2015 al técnico anterior, Fernando de la Cruz, ya que su retribución alcanzaba 100.638 euros brutos anuales.

De este modo, la vacante para este puesto se cubrirá, previsiblemente, antes de que concluya este año, según explicó ayer Luis Vélez, concejal de Movilidad y Seguridad.

La convocatoria se publicará «con total transparencia» y máxima difusión en la prensa. Entre los requisitos que deberá de cumplir el técnico que dirigirá la empresa municipal de transporte, estará el residir en Valladolid, algo que el edil destacó ayer después de que los sindicatos hubieran censurando durante meses que el anterior gerente iba y venía cada día a Madrid.

Durante el anuncio de la convocatoria, Vélez aprovechó para agradecer al equipo directivo que había trabajado con De la Cruz durante una década el esfuerzo de los últimos meses. Paralelamente, el Consejo de Auvasa aprobó el incremento salarial del 1% para los más de 466 trabajadores de la empresa municipal, un cobro que se hará efectivo meses después de que el resto de la plantilla municipal ya lo haya percibido.

Pendiente de una sentencia

El despido del anterior gerente se encuentra recurrido en los tribunales. Fernando de la Cruz demandó a la que fuera su empresa durante 14 años por considerar que tenía derecho a una mayor cantidad de indemnización que la que le entregó el Ayuntamiento (28.086 euros).

Un Juzgado de lo Social dejó el pasado 29 de marzo visto para sentencia esta reclamación por despido improcedente, por el que el ingeniero de Caminos reclama 181.500 euros acogiéndose a que el contrato que suscribió en el periodo en el que era alcalde Javier León de la Riva, se le consideraba como un «trabajador común» más, por lo que se le debería de indemnizar con 45 días por año trabajado en vez de 7.

El Ayuntamiento de Valladolid ha sostenido que se trata de un contrato de alta dirección, por lo que se le debe de aplicar la indemnización mínima de acuerdo con un Real Decreto que aprobó el Gobierno de Rajoy en julio del 2012, a raiz del control presupuestario en las administraciones públicas.

Temas