El Norte de Castilla

Dulciora y Mondélez retoman hoy las negociaciones del plan social para el cierre

ulciora y Mondélez retoman hoy las negociaciones
Trabajadores en una manifestación contra el cierr
  • La edad media de la plantilla, 44 años, es un factor relevante en una negociación que arrancó con una escasa oferta de recolocaciones

La negociación entre la multinacional Mondelez y el comité de empresa de Dulciora prosigue esta semana con un nuevo frente abierto.Ante la propuesta inicial de la empresa de recolocar tan solo a un 20% de la plantilla y en muchos casos en plazas tan alejadas como Francia o Polonia, los representantes de los trabajadores no solo harán lo posible por variar esa propuesta sino que, además, incluirán en la negociación otro asunto pendiente de gran calado:las prejubilaciones.

Y es que la plantilla de Dulciora, compuesta por unas 235 personas, entre empleados fijos y eventuales, cuenta con una media de edad de 44 años. Suficiente como para intentar que un buen número de trabajadores se puedan ver beneficiados por un acuerdo que, a día de hoy, aún parece lejano.

Mondelez ha asistido a la partida con las ideas muy claras y con intención de negociar desde muy abajo. El comité de empresa, formado por ocho personas de UGT y una de CCOO, siempre ha defendido su carácter asambleario, por lo que no ofrecerá una respuesta sencilla a la multinacional.Serán los trabajadores quienes refrenden qué sucederá con el acuerdo al que se llegue, si es que se llega.

Porque esa es otra de las condiciones con las que juegan ambas partes. Mondelez tiene definidos los plazos para alcanzar la fecha de cierre. Qué líneas productivas se clausurarán primero, cuáles después y cómo se llegará al cierre definitivo de las instalaciones. Para poder cumplir todos los plazos, tenían en mente llegar al fin de año con el plan social rubricado por las dos partes. De ese modo, aunque todo queda condicionado a una posible venta de la planta que parece lejanísima, sabrá ya que puede llevar adelante su plan sin interferencias.

El comité de empresa puede jugar también con esas prisas de la multinacional para intentar conseguir las mejores condiciones posibles para una plantilla muy heterogénea, en la que las necesidades de cada cual son muy diferentes. Algo que se tiene claro, sin embargo, es que la primera oferta de Mondelez, reflejada en 52 recolocaciones y en lugares como Francia o Polonia, según publicaron diferentes medios el fin de semana pasado, resulta de todo punto inaceptable. Ambas partes continúan con las negociaciones, siempre dentro de una calma tensa en busca de un acuerdo complicado.