Frente común en el Ayuntamiento para renegociar la deuda del soterramiento y mantener el proyecto

fotogalería

Puente habla con Manuel Saravia. / ICAL

  • Los vecinos de Valladolid votarán en una consulta ciudadana si seguir adelante con la operación o abandonarla

El pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado esta mañana una moción por unanimidad para mantener vivo el proyecto del soterramiento y llevar una postura común en la renegociación de la deuda de 404 millones de euros que Alta Velocidad mantiene con el sindicato bancario que financia la operación. Ha sido el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Manuel Saravia, el encargado de propiciar el acuerdo al refundir las propuestas que llevaba el equipo de gobierno y la que presentaba el PP.

Así, el Consistorio sigue apostando por la operación, pero reclamará a Renfe, Adif, la Junta y el Gobierno de España que salden las deudas, bien en dinero bien obras, que mantienen con la sociedad y que se elevarían, según las estimaciones del equipo de gobierno a 324 millones de euros. Respecto a la postura con los bancos, se les solicitará un aplazamiento de dos años del primer pago (125 millones) sin intereses o que mejoren las condiciones para facilitar el abono.

También se urgirá a Renfe para que efectúe el traslado a los nuevos talleres cuanto antes, de manera que se liberen los terrenos de Farnesio para que puedan salir a la venta. Una vez que se conozcan todos los datos de la operación -deudas, costes y posibles plazos- se convocará una consulta ciudadana para que los vecinos de Valladolid voten qué hacer con este proyecto.