El Norte de Castilla

La Fiscalía archiva la denuncia a los presuntos agresores del colegio de Sevilla al ser inimputables

  • La Sección de Reforma ha derivado el asunto a la Sección de Protección de la Fiscalía de Menores para que haga un "seguimiento" de la supuesta víctima

La Sección de Reforma de la Fiscalía de Menores de Sevilla ha archivado la denuncia presentada a raíz de una supuesta agresión a un alumno del colegio público 'José María del Campo' de Triana por parte de otros escolares porque los presuntos agresores son "inimputables".

En este sentido, fuentes judiciales han informado de que la Sección de Reforma ha archivado la denuncia por "no ser competente" ya que los tres menores supuestamente implicados en los hechos no tienen la edad mínima penal, que es de 14 años.

Al hilo de ellos, las mismas fuentes consultadas han precisado que la Sección de Reforma ha derivado el asunto a la Sección de Protección de la Fiscalía de Menores para que haga un "seguimiento" de la supuesta víctima.

Los menores relacionados con este incidente continuarán en el centro hasta el final del procedimiento instruido para esclarecer los hechos, dentro del protocolo de actuación de convivencia y acoso escolar, según avanzó este lunes la delegada territorial de la Consejería de Educación, María Francisca Aparicio.

Así, la delegada territorial manifestó que este pasado viernes se tuvo conocimiento de este hecho, en concreto a través de la dirección del centro, por lo que de inmediato se activó el protocolo de acoso y de convivencia regulado por la propia Consejería de Educación.

Continuarán en el centro

Según detalló, este protocolo tiene un procedimiento en el que hay diferentes momentos de actuación. Así, este lunes la Delegación, junto con la Inspección y con la dirección del centro, se reunió con las familias de los menores relacionados con la situación detectada, tanto con los progenitores del menor presuntamente agredido, como con los familiares del resto de menores supuestamente involucrados.

En este sentido, aseguró que todos los menores relacionados con esta incidencia van a continuar en el centro, porque "deben estar en el centro hasta que no se termine el procedimiento, al igual que el alumno agredido". A este respecto, Aparicio indicó que "el centro tiene activadas las acciones que garantizan absolutamente que todos los diferentes alumnos estén en el mismo centro".

Así, cuando se termine el procedimiento, "que es largo y que ahora estamos en los inicios", según la delegada, será la propia dirección del centro la que establezca cuáles son las actuaciones en función de "cómo se catalogue esa infracción, en el caso de que lo hubiera habido". "Son niños menores y evidentemente, cada familia da su versión", señaló.

La denuncia

La Policía Nacional habría identificado a tres menores, de ocho, nueve y diez años de edad, como presuntos autores de la agresión referida, según ya informó a Europa Press un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía.

Tras dichas identificaciones, la Policía puso en conocimiento de la Fiscalía de Menores el suceso ocurrido en este colegio ubicado en la calle Pagés del Corro del barrio de Triana, por el que, de este modo, se abrió una investigación.

Las mismas fuentes explicaron que los padres del niño de siete años denunciaron una supuesta agresión a su hijo por parte de compañeros del colegio el pasado jueves.