La Feria de Segovia premia a Monte Nevado como mejor ibérico de bellota

Un representante de La Venta Tabanera recoge el premio al mejor jamón blanco de Castilla y León y de Segovia. /Jaime Rojas
Un representante de La Venta Tabanera recoge el premio al mejor jamón blanco de Castilla y León y de Segovia. / Jaime Rojas

El jurado reconoce como mejor ibérico de cebo el de Copese y el de Venta Tabanera como mejor blanco

LAURA MARTÍNEZSegovia

La V Feria del Jamón de Castilla y León, dio a conocer en la tarde de ayer el nombre de los artesanos con los mejores jamones en las categorías de blanco, ibérico de bellota e ibérico de cebo de la comunidad y de la provincia. Fue alrededor de la una del mediodía cuando el jurado, integrado por varios representantes de la Asociación de Cortadores de jamón de Castilla y León, comenzó a inspeccionar los distintos perniles presentados al concurso, a los que se les asignó un número para evitar que se conociera su procedencia. Separados en tres mesas, en función de su clase, los jueces valoraron, en un principio, las características exteriores de las piezas tales como el volumen, el color o que no presentase hendiduras. En lo que se refiere al interior, un buen jamón debe tener la grasa rosada, así como estar integrada en la carne y ser blanda, según explicaron los jueces. El olor, intenso y agradable y el sabor, con algunos matices dulces, eran requisitos a cumplir para alzarse con los distintos galardones.

Paralelamente al juicio que duró alrededor de una hora, se desarrolló el quinto concurso amateur de corte de jamón, que contó con un total de trece participantes. Cualquier interesado tuvo la oportunidad de probar suerte sin necesidad de inscripción previa. El objetivo principal era conseguir que el peso de los platos rondase los cien gramos y, en este caso, el que más se aproximó fue Jorge Carrasco Sáez, camarero de profesión con residencia en Segovia desde hace ocho años, quien se hizo con el premio. «Una vez hice un curso de cortar jamón pero nunca me había presentado a un concurso así», contó Sáez orgulloso al recoger su trofeo.

Juan Carlos Álvarez, senador segoviano del Partido Popular, y Ramón Muñoz-Torrero, concejal de Seguridad, Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento de Segovia, fueron las autoridades encargadas del reparto de premios junto a Javier Lázaro, presentador del evento.

La decisión ya estaba tomada desde primera hora de la tarde, pero la procedencia de las piezas ganadoras se conoció en ese preciso momento, al abrir los sobres que contenían las etiquetas de las diferentes empresas que participaron.

El premio al mejor jamón blanco de Castilla y León recayó en la empresa segoviana La Venta Tabanera, haciéndose también con el premio al mejor jamón blanco de la provincia. En la categoría de jamón ibérico de cebo de Castilla y León hubo un empate que se deshizo repasando las valoraciones del jurado en las características de olor y sabor. Así, la distribuidora salmantina Beher fue la galardonada. El grupo Copese, por su parte, se hizo con el premio al mejor jamón ibérico de cebo de Segovia.

Por último, la empresa con sede en Carbonero el Mayor Monte Nevado se llevó el premio al mejor jamón ibérico de bellota de Castilla y León y también de Segovia. «Según nos dice el jurado, nos han dado la máxima puntuación (10 puntos) en muchos de los requisitos», contó José María de la Fuente, uno de los propietarios del grupo Monte Nevado. «Nuestros cerdos de bellota están en las mejores dehesas haciendo la montanera y en Carbonero contamos con un clima privilegiado para la curación de los jamones, eso es lo que tienen de especial nuestras piezas», añadió el propietario. Esta empresa carbonerense, con 125 años de historia, fabrica jamones de la gama blanco, ibérico de bellota y mangalica, «lo que nos permite ampliar el abanico de elección al consumidor. Este premio es un reconocimiento a tantos años de trabajo y dedicación tratando de mejorar cada día», sentenció de la Fuente.

Fotos

Vídeos