Raúl Arévalo presume de raíces segovianas en un vídeo para agradecer el Premio Diputación

video

El presidente de la Diputación (i) entrega el premio a los padres de Raúl Arévalo, Ramiro Arévalo y María Jesús Zorzo. / Antonio Tanarro

  • El actor, que no pudo viajar a Segovia, tiene su familia en Martín Muñoz de las Posadas

«Quiero dar las gracias a la Diputación de Segovia por este premio tan bonito. Yo, aunque nací en Madrid, toda mi familia, por parte de padre y de madre, tanto abuelos, como bisabuelos, como tatarabuelos, hasta donde yo sé, son de Martín Muñoz de las Posadas, donde tuve la suerte de rodar mi primera película como director; y como segoviano o medio segoviano que me siento, es un honor para mí recibir de Segovia este premio. No puedo estar ahí porque estoy trabajando en Barcelona, y por cambio de planes ha sido imposible cuadrar las fechas. Así que os debo una y espero estar al año que viene, apoyando lo que haga falta. Muchas gracias y un beso muy fuerte».

Fotos

  • V Premios Diputación de Segovia

Es el mensaje, grabado, que el actor y director cinematográfico Raúl Arévalo envió ayer a la ceremonia de entrega de los V Premios Diputación de Segovia al no poder asistir personalmente a recoger el Premio Especial que el jurado le ha concedido. Sí estuvieron sus padres, Ramiro y María Jesús, dos segovianos de Martín Muñoz de las Posadas que en su día emigraron a Madrid en busca de un futuro mejor. Raúl nació en Móstoles, pero siempre ha presumido de pueblo. De hecho, eligió Martín Muñoz de las Posadas como escenario de ‘Tarde para la ira’, la película que el pasado enero le permitió conseguir el Goya al mejor director novel.

Pese a la ausencia del principal premiado, el acto de entrega, celebrado en el salón de actos de la Academia de Artillería de Segovia, se desarrolló con brillantez. Conducido por la periodista Elena Rubio, los premiados fueron recogiendo sus galardones, una reproducción de la escultura ‘Hermanitos de Leche’, obra de Aniceto Marinas, confeccionada por las Madres Dominicas. Con estos premios, la Diputación viene distinguiendo desde hace cinco años a aquellas entidades –públicas o privadas– y personas que en su trabajo cotidiano hacen posible el progreso de la provincia.

La entrega del Premio Especial del Jurado, que por unanimidad recayó en Raúl Arévalo, cerró el acto. Previamente, habían desfilado por el escenario el alcalde de Valseca, Alfonso Gil, y el presidente de la Asociación para el Desarrollo del Garbanzo de Valseca, Adolfo Manso, que recogieron el Premio Alimentos de Segovia en nombre de los productores de garbanzo de Valseca que integran esta asociación. Su objetivo es conseguir la marca de garantía para 2018, y para ello trabajan. El Premio Deportes ha recaído este año en la iniciativa Circuito de Carreras Pedestres Provincia de Segovia. Su representante, Daniel Sacristán, subrayó la importancia que el proyecto posee a la hora de promocionar el deporte, la cultura, el patrimonio y la naturaleza del territorio segoviano.

En la categoría Empresas, el galardón fue para la compañía Precocinados El Campo. Hijos de Teodoro Muñoz S.L., que en este 2017 cumple veinticinco años de existencia. Su gerente, Silvia Muñoz del Caz, dedicó el premio a los empresarios segovianos: «A pesar de las dificultades de los últimos años, el futuro se presenta prometedor y lleno de oportunidades», dijo.

La Mancomunidad de La Atalaya, que agrupa a los municipios de Trescasas, San Cristóbal de Segovia, La Lastrilla y Palazuelos de Eresma, obtuvo el Premio Juntos. Su actual presidente, Vicente Calle, habló de los muchos servicios que, a lo largo de los últimos treinta años, han tenido los vecinos de estos pueblos gracias a la acción mancomunada.

En Cultura, la labor que en San Pedro de Gaíllos desarrolla el Centro de Interpretación del Folklore y la Cultura Popular mereció el aplauso del jurado. La alcaldesa de San Pedro, Ascensión Llorente, agradeció el gesto, dedicó el premio a sus vecinos e invitó a visitar la localidad.

La Hermandad de Donantes de Sangre de Segovia, que tanta labor hace en los pueblos, y la Junta de Cofradías de Segovia, que acaba de conseguir para la Semana Santa segoviana la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional, fueron distinguidas con los premios Sociedad y Turismo, respectivamente.