El Norte de Castilla

El personal de los juzgados dejará de trabajar con más de 27 grados

Sede de la Audiencia Provincial y de los juzgados.
Sede de la Audiencia Provincial y de los juzgados. / El Norte
  • Reclaman que se instale aire acondicionado para evitar las temperaturas sofocantes que el día 1 motivaron el cierre de la Audiencia Provincial

El sector de Justicia CC OO denunció ayer que los trabajadores de los Juzgados de Segovia, y los ciudadanos que acuden diariamente, han sufrido temperaturas superiores a los 30 grados durante este verano y la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia, con sede en Burgos, «ha hecho caso omiso» a los requerimientos realizados, «a pesar de presentar las quejas por escrito y por teléfono varias veces tanto por CC OO como por la letrada de la Administración de Justicia de la Audiencia Provincial. La única respuesta ha sido «que en breve pondrían remedio», según el sindicato.

La situación llegó al punto de que el pasado 1 de septiembre la Audiencia Provincial se cerró a las 12:30 «porque era imposible trabajar con esas altas temperaturas», y dado que la Gerencia Territorial de Justicia «no solucionaba el problema», indica CC OO. La decisión se tomó ante la insistencia del sindicato y de la letrada de Justicia y con el visto bueno del presidente de la Audiencia Provincial, que informó por escrito al gerente de que «todos los despachos de la Audiencia Provincial superaban los 30 grados de temperatura».

Una vez cerradas las dependencias, añade, la solución que dio el gerente de Justicia fue «fue colocar un aire acondicionado portátil, vulgarmente llamado pingüino, para un despacho y dos salas de vistas, que no da aire acondicionado sino aire normal, debiendo salir por la ventana, con lo que se tiene que permanecer la ventana abierta»; además, esta medida dejó «los demás juzgados del edificio y el Juzgado de lo Penal y lo Penal bis, que se encuentran en otra ubicación, sin ninguna solución».

Esta situación motiva a CC OO a advertir a la Gerencia Territorial de Justicia que, «si no se soluciona el problema, tendrán que cerrar todos los juzgados de Segovia que superen los 27 grados de temperatura, como marca la Ley de Prevención de Riesgos Laborales».