El Norte de Castilla

«Estamos más saturados de libros en casa y seleccionamos más lo que compramos»

Miguel Ángel, en primer plano, junto a una de sus socias.
Miguel Ángel, en primer plano, junto a una de sus socias. / Rubén Ramos
  • Miguel Ángel Cortés / Encargado de La Nave

La cara positiva del sector la pone Miguel Ángel, uno de los tres socios de la librería La Nave, ubicada desde hace seis años en la calle Compañía. Tal vez porque el suyo sea el sector del libro usado, se aleja del pesimismo que reina entre los profesionales del libro convencional. «Puede ser que sea diferente, pero nosotros estamos contentos con cómo está respondiendo la librería», señala, apuntando que en su caso, el sector ha cambiado la forma de trabajar. «Antes se hacía un trabajo menor de selección y ahora es casi obligatorio. Hay quien apuesta más por tener un catálogo en internet y no asiste a las ferias, pero no es nuestro caso. Nosotros tratamos que la librería esté viva. Apostamos por la Feria de Salamanca -señala como positivo el balance de la última edición- y luego también programamos muchas exposiciones y hasta conciertos en nuestra librería», explica Miguel Ángel, quien reconoce que ha cambiado la forma de leer. «Los criterios por los que elegimos un libro son diferentes. Antes llenábamos las estanterías de libros, mientras que ahora estamos saturados de libros en casa y seleccionamos más lo que compramos», apunta. En su caso no tiene una visión negativa de un soporte como el ‘ebook’, «ni creo que afecte negativamente en el libro de papel ni tengo una visión negativa. Es un soporte más para el que lo quiera utilizar. El papel y lo digital es perfectamente compatible», señala.

La supervivencia de la librería que regenta junto a otros dos socios se basa, dice, en otro concepto diferente al de otros libreros. «No tenemos un concepto empresarial sino más bien laboral», resume.