El Norte de Castilla

«No hay cultura de leer, el 40 por ciento de los españoles dice no leer un solo libro al año»

Rafael Arias posa en el interior de Letras Corsarias.
Rafael Arias posa en el interior de Letras Corsarias. / Rubén Ramos
  • Rafael Arias / Encargado de Letras Corsarias

  • Lamenta que no se fomente la lectura desde las instituciones con campañas en colegios

No hablamos de teatro pero son primos hermanos. Sectores que siempre han vivido en crisis, independientemente de la época a la que hagamos referencia. En estos términos se manifiesta Rafael Arias, para quien el mundo del libro «siempre ha sido muy difícil. Se disfrazó en su día con unos números irreales, pero siempre ha estado en la cuerda floja».

Una crisis permanente, asegura, de la que apenas asoman la cabeza en fechas concretas y puntuales. «Los números que se mueven responden a campañas específicas, caso de las navidades, el mismo Día de las Librerías o cuando se celebran ferias de relevancia», apunta el responsable de Letras Corsarias, una de las librerías de la capital más vivas en cuanto a programación y encuentros con autores se refiere.

En su opinión, el problema radica en que se lee poco en España y que además no se hace por leer. Es decir, no se fomenta desde las instituciones la lectura como se debía fomentar. «El problema real es que se lee poco. El 40 por ciento de los españoles asegura que no lee un solo libro en todo el año, cifras que si las comparamos con otros países, como Francia oFinlandia, están a años luz. La lectura en España no tiene el interés que tiene en otros países europeos. No existe apoyo institucional para el fomento de la lectura», explica Arias.

Precisamente la librería que regenta compartió el pasado año el Premio Nacional de Fomento de la Lectura con Intempestivos, de Segovia, y La Puerta de Tannhauser, de Plasencia -los tres conforman ‘La conspiración de la pólvora’-.

En su opinión, la irrupción del ‘ebook’ no afecta en nada el que desciendan las ventas del libro de papel. «No me creo que la gente deje de comprar un libro en papel por leerlo todo en digital. No es ese el problema. En este país ni existe una cultura de la lectura, ni campañas de promoción, y luego ahora, además, se compite con todo tipo de redes», resume.