El Norte de Castilla

Policarpo Sánchez: «Cruanyes se pone al lado de la Generalitat e incumple la ley»

Policarpo Sánchez, frente a la sede del Archivo.
Policarpo Sánchez, frente a la sede del Archivo. / Word
  • El presidente de la asociación Salvar el Archivo acusa al portavoz de la Comisión de la Dignidad de no importarle "el dolor de las familias"

El presidente de la asociación Salvar el Archivo, Policarpo Sánchez, rebatió ayer con contundencia las tesis esgrimidas por el portavoz de la Comisión de la Dignidad, Josep Cruanyes. En este sentido, Sánchez fue tajante al indicar que «el señor Cruanyes tiene una doble vara de medir si se trata de defender a familias catalanas respecto a las del resto de España». Por ello, cuando se trata de un caso protagonizado por una familia que está pidiendo a la Generalitat que le entregue unos documentos que está reteniendo indebidamente, «Cruanyes no solo mira hacia otro lado, sino que se pone al lado de la Generalitat sin importarle el dolor de las familias que están pidiendo a la Generalitat que les devuelva estos fondos». Sánchez recordó también que la Comisión de la Dignidad, de la que es portavoz Josep Cruanyes, se alineó, como parte codemandada al lado de la Generalitat, frente a la demanda judicial que presentó él contra el Gobierno catalán por este asunto.

Sánchez subrayó que «es gravísimo» que un abogado como Josep Cruanyes «esté incumpliendo la ley, porque se está poniendo al lado de quien incumple la ley, que es precisamente la Generalitat de Cataluña», que se ha apropiado de «100.000 fondos del Archivo de Salamanca que no deberían estar en su poder», desobedeciendo la sentencia que dictó en su día el Tribunal Constitucional.

Por otro lado y en relación a a las aseveraciones de Josep Cruanyes, quien sostiene la teoría de que el conflicto de los denominados ‘papeles de Salamanca’ es una cuestión que debe resolver el Estado y que no fue iniciado por Cataluña, el presidente de la asociación Salvar el Archivo puntualizó que la ley aprobada en su momento para la restitución de los documentos a Cataluña obligaba expresamente a la Generalitat a buscar y localizar a los descendientes de los propietarios de los documentos del Archivo, con el fin de entregárselos a ellos. En este sentido, dicha ley ponía de manifiesto que el Estado hacía, de hecho, una dejación de funciones, depositando estas competencias en manos de la Generalitat. Por todo ello, Sánchez enfatizó que, realmente, este asunto es un problema que concierne directamente a Cataluña. Por si fuera poco y según las informaciones facilitadas por el presidente de Salvar el Archivo, el propio Josep Cruanyes participó años atrás en la redacción de la citada ley.

Finalmente, Sánchez restó credibilidad a las aseveraciones de Josep Cruanyes sobre el cometido desempeñado por los trabajadores del Archivo en las salidas de fondos, que se llevaron a cabo en varias remesas desde el año 2006, del Palacio de San Ambrosio con dirección a Cataluña. Sánchez aclaró que los funcionarios se limitan a cumplir las órdenes que reciben y quien decide sacar documentación del Archivo es la comisión mixta Estado-Generalitat y no son los funcionarios quienes adoptan estas decisiones.

Respecto a la demanda contra el director del CDHM, Manuel Melgar, que también mereció los comentarios de Cruanyes, Sánchez especificó que «el señor Cruanyes ha oído campañas, pero no sabe de donde, porque no fue una querella, sino una demanda y no tenía nada que ver con Cataluña, sino con no permitírseme acceder a los fondos del Archivo».