Fotografías de todos los religios beatificados en Santander.
Fotografías de todos los religios beatificados en Santander. / El norte

Santander acoge este sábado la beatificación de tres mártires palentinos del Císter

  • Los monjes del monasterio de Viaceli fueron asesinados, junto a otros 13 frailes y dos monjas, a principios de diciembre de 1936

La catedral de Santander acoge este sábado el acto de beatificación de 18 religiosos de la orden del Císter que fueron asesinados –arrojados al mar en la bahía de esa ciudad norteña– entre los días 2 y 3 de diciembre de 1936. Tres de esos monjes eran palentinos y pertenecían al monasterio de Santa María de Viaceli, en Cóbreces (Cantabria), abadía que pertenece a la orden del Císter, y de donde fueron expulsados antes de ser asesinados y sufrir vejaciones y ultrajes. Los religiosos serán beatificados como mártires, ya que murieron por odio a la fe (‘in odio fidei’). El acto será presidido por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Los religiosos palentinos son Jacinto García Chicote (fray Eustaquio), religioso profeso, nacido el 16 de agosto de 1891 en Támara de Campos; Ezequiel Álvaro de la Fuente, religioso profeso, nacido el 21 de mayo de 1917 en Espinosa de Cerrato, y Emérico Martín Rubio (fray Marcelino), novicio, nacido el 4 de noviembre de 1913 en Espinosa de Villagonzalo.

Jacinto García Chicote era una «persona de carácter firme y equilibrado, siempre responsable de los hermanos a él confiados», según se recoge en la biografía difundida de este monje por el monasterio de Viaceli con motivo de la beatificación. «Manifestó gran equilibrio espiritual y humano en las adversas situaciones de esos días», agrega la biografía. Ezequiel Álvaro de la Fuente fue el más joven de todos los mártires asesinados en la bahía de Santander. «A pesar de su juventud, llevó con entereza los vejámenes sufridos junto al resto de sus compañeros», según la misma fuente. Por último, Emérico Martín Rubio, que en el monasterio se llamaba fray Marcelino, fue primero encarcelado y luego liberado, hasta que de nuevo fue arrestado y terminó siendo asesinado. «A través de las cartas dirigidas a una tía, monja cisterciense, se puede observar el proceso martirial de él y de todos sus compañeros. Abierto y alegre, no ocultó su condición de religioso en el momento de su detención final», según los apuntes de la biografía de este nuevo beato palentino.

La causa de beatificación de estos monjes arrancó en 1996, y tras recibir el voto favorable y unánime de los teólogos de la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos, el proceso concluirá hoy en la catedral de Santander. Junto a Angelo Amato, concelebrará la misa, entre otros obispos, el de Santander, el palentino Manuel Sánchez Monge. Desde Palencia se desplazarán el administrador diocesano, Antonio Gómez Cantero, y el abad de San Isidro, Juan Javier Martín. El monasterio de Viaceli fue fundado por monjes de la abadía de Santa María del Desierto (Francia), que también fundaron el de Dueñas.