José María Hernández, segundo por la derecha, acompañado por el diputado Jesús Duque, el alcalde de Castrillo de Don Juan y dos miembros de la corporación municipal, en su visita a la localidad.
José María Hernández, segundo por la derecha, acompañado por el diputado Jesús Duque, el alcalde de Castrillo de Don Juan y dos miembros de la corporación municipal, en su visita a la localidad. / El Norte

Castrillo de Don Juan contará con agua potable de calidad en primavera

  • La red de abastecimiento se conectará a la de la mancomunidad vallisoletana del Esgueva y los trabajos tendrán un coste de 306.000 euros

Los vecinos de Castrillo de Don Juan contarán en la próxima primavera con un correcto sistema de abastecimiento que resolverá el problema de la calidad del agua que llevan experimentando desde hace años.

El presidente de la Diputación, José María Hernández; el diputado de la zona, Jesús Duque; y el alcalde de la localidad, Santiago Benito, visitaron el martes los trabajos que permitirán conectar la red de abastecimiento de Castrillo de Don Juan a la red general que suministra agua potable a las poblaciones vallisoletanas del Valle del Esgueva. Las obras que se están ejecutando consisten en una conexión que se realiza en Canillas de Esgueva (Valladolid) y se encuentra a nueve kilómetros, en concreto, en la caseta donde se encuentra actualmente el bombeo para suministrar a los depósitos de Canillas y de Encinas.

Pago conjunto

El proyecto de Castrillo de Don Juan se dio a conocer el pasado mes de septiembre. Tras la adjudicación, las actuaciones se pusieron en marcha con un plazo de ejecución de seis meses. La inversión prevista tras la adjudicación de las obras alcanza los 306.000 euros, financiados al 90% por la institución provincial y el 10% restante lo aporta el Ayuntamiento de la localidad.

Tras estas intervenciones, Castrillo de Don Juan dará por concluida una demanda histórica de los vecinos, que podrán contar con agua potable de óptima calidad. Durante los últimos años, la localidad palentina se abastece de dos manantiales superficiales al lado del núcleo urbano, uno suministra a un depósito de 120 metros cúbicos y el otro a un depósito semienterrado de 50 metros cúbicos. Se cree que el hecho de que estos dos manantiales que suministran agua a la población sean superficiales y estén rodeados de cultivos agrícolas pueda tener relación con las elevadas cantidades de nitratos, por encima de las permitidas para el consumo humano.

La institución provincial apoya varios proyectos de obras singulares de abastecimiento de agua potable en la provincia, concretamente en las localidades de Castrillo de Don Juan, Cordovilla la Real, Hontoria de Cerrato, Villaherreros, Villarrabé, Santa Cruz de Boedo, Villota del Duque y Villodre.