De izquierda a derecha, Antonio Iglesias (teniente de alcalde);Jesús Duque (diputado del Cerrato), José María Santos, autor del proyecto; Santiago Benito (alcalde) y José María Hernández, presidente de la Diputación.
De izquierda a derecha, Antonio Iglesias (teniente de alcalde);Jesús Duque (diputado del Cerrato), José María Santos, autor del proyecto; Santiago Benito (alcalde) y José María Hernández, presidente de la Diputación.

Castrillo de Don Juan mejorará la calidad de su agua con una inversión de 439.000 euros

  • La Diputación financia el 90% del proyecto, que conectará la red de abastecimiento a la de la mancomunidad vallisoletana del Esgueva

El alcalde de Castrillo de Don Juan, Santiago Benito, mostró ayer su satisfacción por la inminente ejecución de un ambicioso proyecto que resolverá un problema de la calidad del agua que distribuye la red de abastecimiento de esta pequeña localidad cerrateña. El agua que analizan los servicios sanitarios de la Junta registra unos niveles elevados de nitratos que hace que no sea potable, por lo que el municipio se abastece de dos manantiales superficiales al lado del núcleo urbano: uno suministra agua a un depósito de 120 metros cúbicos y el otro a un depósito semienterrado de 50 metros cuadrados.

Para resolver este problema, la Diputación ha redactado un proyecto que se encuentra en proceso de adjudicación. Con un presupuesto de licitación de 439.000 euros, al concurso se han presentado doce empresas. La próxima se semana se adjudicará la obra y se prevé que comience a mediados de octubre, con un plazo de ejecución de seis meses, según informó ayer el presidente de la institución, José María Hernández, que definió esta actuación como «singular, porque va a dar respuesta a una antigua demanda del Ayuntamiento». Hernández destacó que esta obra es la más importante económicamente de las que promueve la Diputación para mejorar el abastecimiento de agua en algunos pueblos de la provincia. La institución financiará el 90% y el Ayuntamiento, el 10% restante.

El ingeniero José María Santos, autor del proyecto, destacó que tiene muchas dificultades técnicas, ya que contempla actuaciones para conectar la red de abastecimiento de la localidad a la red general que suministra agua potable a las poblaciones del Valle del Esgueva (Valladolid), cuya gestión corresponde a la mancomunidad del Valle del Esgueva a través de Aguas de las Cuencas de España.

La mejor solución es la conexión a un ramal de la red de abastecimiento de la mancomunidad. La conexión se ejecutará en Canillas de Esgueva (Valladolid), que se encuentra a 8.582 metros de distancia –que es la longitud que tendrá la canalizaicón–, y en concreto en la caseta donde está el bombeo para el suministro a los depósitos de Canillas de Esgueva y de Encinas de Esgueva. Sus ayuntamientos ya han autorizado las obras que allí se realizarán.