El Norte de Castilla

Más de medio millón de niños están «en riesgo extremo» ante la ofensiva en Mosul

  • Unicef ha hecho preparativos para poder entregar suficiente agua, duchas, letrinas y kits de higiene a más de 150.000 personas, y planea llegar a más de 350.000 en las próximas semanas

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha afirmado que más de medio millón de niños y sus familias están "en riesgo extremo" ante la ofensiva militar iraquí contra el grupo yihadista Estado Islámico en la localidad de Mosul.

"Los niños de Mosul ya han sufrido enormemente en los últimos dos años. Muchos podrían verse desplazados por la fuerza, atrapados entre las líneas de combate, o en fuego cruzado ", ha dicho Peter Hawkins, representante de Unicef en el país árabe.

En respuesta, Unicef ha hecho preparativos para poder entregar suficiente agua, duchas, letrinas y kits de higiene a más de 150.000 personas, y planea llegar a más de 350.000 en las próximas semanas. Asimismo, tiene preparados equipos móviles para ofrecer a los niños los cuidados necesarios en los casos más críticos de trauma mental y físico, así como equipos para poner en marcha una campaña de vacunación contra enfermedades como la poliomielitis y el sarampión.

"Estamos trabajando día y noche para asegurarnos de que dondequiera que estén los niños, Unicef estará allí con ellos", ha afirmado Hawkins. El organismo ha pedido a las partes en conflicto que protejan a los niños y respeten el Derecho Humanitario con el objetivo de que los niños y sus familias puedan estar a salvo.

Éxodo masivo de civiles

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció en la madrugada del lunes el inicio de la operación en Mosul. El grupo yihadista controla la ciudad desde verano de 2014 y la ha convertido en la capital iraquí de su autoproclamado califato.

Durante la jornada de este lunes, el presidente de Irak, Fuad Masud, ha asegurado que la liberación de la ciudad es "inminente" y que la derrota de Daesh "es inevitable". Por su parte, el presidente de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, ha afirmado que la ofensiva ha permitido la liberación de 200 kilómetros cuadrados de territorio.

Con cerca de dos millones de personas antes de que comenzaran los enfrentamientos, la ciudad constituye una zona de vital importancia para los milicianos en Irak. No obstante, el Gobierno teme que el asalto a la urbe provoque un éxodo masivo de civiles.