El Norte de Castilla

Apple, en máximos históricos ante los problemas de Samsung

Dispositivos Galaxy Note 7 devueltos por los clientes.
Dispositivos Galaxy Note 7 devueltos por los clientes. / Reuters
  • Los directivos de la compañía surcoreana han prometido a sus empleados que investigarán las causas de los persistentes problemas del Galaxy Note 7

El gigante tecnológico estadounidense Apple ha alcanzado un nuevo máximo histórico en Wall Street, en medio de la mala racha que atraviesa su rival surcoreano Samsung por los repetidos casos de combustión de su teléfono Galaxy Note 7.

Las acciones de Apple subieron hoy un 0,89% en el mercado Nasdaq y terminaron la sesión en 117,34 dólares, su segundo récord de cierre histórico consecutivo, después de una jornada en la que llegó a rozar los 118 dólares.

El gigante tecnológico, uno de los treinta valores que forman parte del índice Dow Jones de Industriales, acumula en los últimos cinco días un avance del 3,98%, mientras que en el último mes sus títulos se han revalorizado un 11,46%,

La buena racha de Apple en Wall Street coincide con el mal momento que está atravesando Samsung Electronics, que esta semana anunció que dejará de producir su teléfono Galaxy Note 7 por los repetidos casos de combustión del dispositivo.

Precisamente hoy, la compañía admitió que esos problemas le han obligado a recalcular su pronóstico de facturación entre julio y septiembre (la venta del Galaxy Note 7 empezó el 19 de agosto) y rebajó sustancialmente sus previsiones de resultados.

Investigará los fallos del Galaxy Note 7

Los directivos de Samsung Electronics han prometido a sus empleados que investigarán las causas de los persistentes problemas del smartphone Galaxy Note 7 y que restaurarán la confianza en la empresa, informaron los medios nacionales.

Así lo ha anunciado Koh Dong-jin, director de la división de telefonía móvil de la empresa, en correo electrónico dirigido a los ejecutivos y trabajadores de Samsung el martes, cuando el gigante surcoreano anunció que dejaría de producir el Galaxy Note 7, y recogido en la víspera por la agencia local Yonhap.

"Al margen de las considerables pérdidas financieras, soy bien consciente de las cicatrices que dejará en nuestros ejecutivos y empleados la situación desarrollada durante las últimas semanas y la decisión de hoy", dijo Koh en alusión a la retirada del teléfono por los repetidos casos de combustión del dispositivo.

El directivo de Samsung expresó su "frustración" por el caso y prometió que investigará las causas de estos problemas "cueste lo que cueste" con vistas a "restaurar la confianza de los consumidores en los productos de Samsung".

Esta comunicación en clave interna ha sido la primera de la cúpula de Samsung que ha trascendido sobre el caso desde que la compañía anunciara el pasado día 2 la llamada a revisión sin precedentes de los millones de Galaxy Note 7 vendidos en todo el mundo.