Vecinos de Montemayor y Viloria se organizan en grupos de Whatsapp para alertar sobre robos

Vecinos de Montemayor y Viloria se organizan en grupos de Whatsapp para alertar sobre robos

Junto con La Parrilla, son los últimos en sufrir la oleada de asaltos que afecta a otros seis pueblos

L. SANCHO

Serían las ocho de la tarde. No más. La vivienda, situada en pleno casco urbano de Montemayor de Pililla, está habitada de forma habitual. Pero les dio igual. El ladrón o ladrones forzaron con unas pequeñas muescas una de las ventanas de la fachada principal, accedieron al interior, revolvieron todas las estancias y robaron todas las cosas de valor que encontraron en el rápido asalto. Ocurrió el 12 de enero. Días después, otra casa situada en el mismo municipio sufrió un robo similar, a la misma hora y con idéntico 'modus operandi'. «Sabíamos que había habido en otros pueblos de alrededor, pero nosotros hasta ese momento no habíamos tenido ninguno. Ahora es distinto, hay preocupación y los vecinos están intranquilos, como es normal», admite al respecto el alcalde de esta localidad pinariega, Iván Velasco.

Montemayor pasaba así la semana pasada a engrosar el listado de municipios que desde hace un mes sufre una oleada de robos en el eje próximo a la autovía de Segovia. Y hay más. Porque el pasado sábado, 19 de enero, el cercano pueblo de La Parrilla (a nueve kilómetros) constataba otra denuncia por el asalto a una vivienda situada en su casco urbano.

Lejos de esperar un incremento de efectivos de Guardia Civil que prácticamente han demandado todos los municipios, los vecinos de Montemayor de Pililla han optado por coordinarse y crear grupos de Whatsapp para alertar de la presencia de vehículos o personas sospechosas en el municipio. En apenas dos días, más de 150 vecinos de los algo más de 800 empadronados se habían organizado ya para formar parte de esta red vecinal con la que quieren frenar los robos en su municipio. «Surgió el domingo y el martes ya tenían cerca de 200», señala el regidor, quien precisa que la iniciativa la han tomado de otra similar en Viloria del Henar.

Cómo actúan

Modus operandi
Fuerzan puertas o ventanas de las viviendas, incluso las principales. En algunos casos, con apenas unas muescas (como en la imagen de la izquierda).
Rápida actuación
Se aseguran de que los propietarios no se encuentran en el interior y acceden con rapidez. En alguna ocasión han sido sorprendidos en su interior y huyeron de inmediato.
Qué buscan
Por lo general buscan joyas o dinero en metálico, que es lo que habitualmente se han llevado de las viviendas que han asaltado.

En este último municipio, los ladrones actuaron en una vivienda particular y lo intentaron sin éxito en una nave ganadera. Su alcalde, Fernando Antorán, admite que al tratarse de un municipio pequeño los vecinos pudieron organizarse de forma rápida en grupos de Whatsapp y de otras redes sociales. «En cuanto ven algo sospechoso avisan al resto para que acudan a la zona. Es una forma de vigilar, pues tenemos muy pocos efectivos de Guardia Civil para toda la zona desde el puesto de Cogeces», señala, a la vez que lamenta que la Subdelegación del Gobierno, en su caso, no se haya puesto en contacto para conocer de primera mano lo ocurrido. «Y hay mucha preocupación en la zona», advierte.

Reacciones

«Los vecinos así están coordinados y se avisan cuando ven algo raro»

«Los vecinos así están coordinados y se avisan cuando ven algo raro» Iván Velasco, alcalde de Montemayor

«En ninguno de los robos estaban los propietarios, pero son casas habitadas»

«En ninguno de los robos estaban los propietarios, pero son casas habitadas» Fernando de la Cal, alcalde de Aldeamayor

«Necesitamos más seguridad porque son casos que preocupan»

«Necesitamos más seguridad porque son casos que preocupan» José Arenal, alcalde de San Miguel

Hasta los hechos ocurridos recientemente en Montemayor y La Parrilla, las denuncias por esta oleada de robos interpuestas ante la Guardia Civil afectaban a los municipios de Aldeamayor de San Martín, donde se registraron siete antes de Navidad; San Miguel del Arroyo, con cinco, el último el 4 de enero; Portillo (4); Boecillo, donde se han registrado nuevos asaltos después de Año Nuevo; Viloria del Henar y Aldea de San Miguel, en este último caso en una vivienda y en el bar del pueblo en varias ocasiones. Todos ellos han solicitado que se refuercen las medidas para frenar esta situación de «inseguridad» que viven los vecinos del medio rural. Algunos, como el regidor de San Miguel del Arroyo, José Arenal, se ha puesto en contacto con la Subdelegación del Gobierno para conocer qué medidas se pueden tomar, «porque todos los robos se han producido en viviendas habitadas de forma habitual», señala. «Pero me dijeron que no es nada diferente a lo que se vive otros años en otras zonas», comenta.