Un vallisoletano cruza el Pacífico en paddle surf para concienciar sobre la protección de los mares

Un vallisoletano cruza el Pacífico en paddle surf para concienciar sobre la protección de los mares
Ical

El aventurero, Antonio de la Rosa, ha recorrido en 76 días de travesía 4.500 kilómetros

EL NORTEValladolid

El aventurero vallisoletano Antonio de la Rosa consiguió cruzar el Océano Pacífico en una embarcación de paddle surf de siete metros de eslora y 500 kilogramos. Esta travesía se englobaba en su reto para concienciar sobre la protección de los mares de los vertidos de plásticos,una iniciativa para la que cuenta con el apoyo de Galletas Gullón. De la Rosa partió con su embarcación desde la Bahía de San Francisco y llegó al archipiélago de Hawai en un viaje en solitario de 4.500 kilómetros.

Este reto ha supuesto un enorme esfuerzo físico y mental para el aventurero por su complejidad, debido a las numerosas dificultades a las que se ha enfrentado como fenómenos meteorológicos adversos, mantenerse fuera de corrientes marinas desfavorables o evitar colisiones con las grandes embarcaciones que navegan por estas aguas.

Bajo el lema 'Save the Ocean' este reto deportivo buscaba concienciar sobre la necesidad de proteger los mares de la contaminación que actualmente sufren, especialmente de los vertidos de plásticos que están generando graves problemas en este medio.

El director de Relaciones Institucionales de Galletas Gullón, Javier Urbón, ha subrayado la satisfacción de la galletera por haber participado en esta aventura con la que se ha demostrado que no hay retos imposibles y «se ha ayudado a visibilizar la necesidad de aumentar el compromiso medioambiental de nuestra sociedad».

En los últimos años, Gullón ha apoyado otros retos deportivos extremos, como la participación del aventurero Ramón Gutiérrez en un reto para cruzar a remo el océano Atlántico en 2018, en una travesía de 4.700 km entre Senegal y Guayana francesa; o las expediciones de montaña a algunas de las cimas clásicas del alpinismo mundial como el Kilimanjaro, el Elbrús o el Denali.