Valladolid presenta su candidatura al Encuentro de Jóvenes Cofrades con el reto de recibir a 2.000 personas

Javier Alonso, Jorge Fernández Bastardo e Isaías Martínez. /RODRIGO JIMÉNEZ
Javier Alonso, Jorge Fernández Bastardo e Isaías Martínez. / RODRIGO JIMÉNEZ

La ciudad elegida para albergar la edición que se celebra en 2020 se conocerá en octubre de este año

Álvaro Gómez
ÁLVARO GÓMEZValladolid

Valladolid ha presentado su candidatura para albergar el VIII Encuentro Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías (JOHC) que se celebrará en octubre del año que viene, y cuenta con el apoyo de los obispos de la Archidiócesis y las instituciones. El secretario del comité organizador, Javier Alonso, ha manifestado que «nuestro fin es llegar a los 2.000 participantes» teniendo en cuenta que con los jóvenes cofrades de Valladolid ya se llega prácticamente al mínimo que establecen al hablar con las instituciones, fijado en 1.000 personas. De esta manera se superaría el mejor dato conseguido en los encuentros anteriores, que se dio en Córdoba al recibir a entre 900 y 1.000 participantes. «Tenemos la ventaja de que Valladolid está muy bien comunicada, con Sevilla y Andalucía por vuelo y con toda España por el AVE», indica.

En la presentación de la candidatura ha participado el presidente de las hermandades de Valladolid, Isaías Martínez, quien ha explicado que este fue el primer proyecto que le presentaron al hacer frente al cargo. Lo recibió con «mucha ilusión» porque «da pie a despertar la ilusión de los jóvenes de Valladolid por la Semana Santa». Las 20 cofradías aprobaron por mayoría seguir adelante con la candidatura, que según el presidente de las hermandades cuenta con los apoyos económicos y logísticos de las instituciones. «Espero y deseo con toda mi alma que Valladolid sea sede para el 2020», ha declarado Martínez.

Para eso tiene que salir elegida por votación en el encuentro de este año que se celebrará en octubre en Alcira, municipio valenciano, donde acudirán cientos de jóvenes vallisoletanos (180 inscritos hasta el momento) para defender la candidatura. Hasta el momento es la única, aunque aún no está abierto el plazo de presentaciones, por lo que en los próximos meses pueden aparecer propuestas de otras localidades. «En nuestros puntos de fuertes no solo contamos con que nuestra Semana Santa está declarada Interés Turístico Internacional, sino también con la juventud cofrade», explica Javier Alonso, quien hace hincapié en que en las cofradías «empieza a haber un auge» en la juventud, que «está más activa y trabajamos más en nuestras cofradías, sobre todo en las Juntas de Gobierno». «Somos los jóvenes los que estamos tomando las riendas». La Junta de Cofradías no tiene el dato exacto de jóvenes que participan en la Semana Santa, pero Alonso asegura que «es un porcentaje muy alto».

Presentación del logotipo

Durante el acto de presentación, dos jóvenes cofrades descubrieron el logo de la candidatura elegido entre diez diseños presentados a concurso. El ganador fue el de Iván Martín, joven cofrade de Madrid, y está compuesto por dos partes verticales. La más destacada es una letra 'J' que sigue el grafismo de JOHC y juega con su forma al evocar un capirote de un hermano cofrade que mira de frente, «símbolo de la Semana Santa de Valladolid». «Se plantea una metáfora: la mirada de la juventud y del futuro cofrade que mira hacia delante», explica Alonso. A la derecha del logotipo aparece la Catedral, «edificio que será centro de acogida y unión de todos los jóvenes cofrades españoles que quieran venir a este encuentro». El resto de la imagen muestra en el fondo la parte central del escudo de Valladolid de color amarillo, que combina con el carmesí principal «pues compone los colores de la enseña nacional».

El lema de la candidatura es 'Echad las redes y hallaréis', cita bíblica de San Juan Evangelista. El comité decidió esta frase por su carácter evangelizador, que coincide según Alonso con la función que realizan las cofradías durante la Semana Santa. «Que la juventud cofrade sigamos trabajando por el presente de nuestra Semana Santa, hasta cuando parece que no hallemos esos peces, porque no trabajamos en vano».