De Santiago Juárez clava la primera cuña en el equipo de Gobierno: «Puente no necesita a VTLP para ser alcalde»

De Santiago-Juárez, en la bancada de la oposición en el pleno de esta mañana./A.Mingueza
De Santiago-Juárez, en la bancada de la oposición en el pleno de esta mañana. / A.Mingueza

«El PP garantizaría la estabilidad a ese Gobierno», asegura durante el debate de una moción técnica en el Pleno

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

José Antonio de Santiago-Juárez desembarcó en el Ayuntamiento con un PP renovado -y que aún tiene que relevar a Jesús Julio Carnero, rumbo a su Consejería-, que anticipó además su voluntad de comenzar un mandato más dialogante con el equipo de Gobierno. En el segundo Pleno ordinario, el que corresponde al mes de agosto, aprovechó sin embargo para clavar una primera cuña en el tándem PSOE-VTLP. «Puente no necesita a Valladolid Toma la Palabra para ser alcalde, se lo he dicho a Óscar Puente en privado pero quiero que conste en acta de la sesión plenaria», espetó durante la discusión de una moción de carácter bastante técnico, en la que Toma la Palabra planteaba la necesidad de realizar una nueva división de la ciudad en distritos a efectos estadísticos y de funcionamiento. «El Grupo Popular le daría estabilidad a este Gobierno [del PSOE]. Y eso más pronto que tarde en España será algo normal», .

La andanada vino motivada porque la moción presentada por VTLP correspondía, en realidad, a uno de los acuerdos firmados entre los dos grupos políticos del equipo de Gobierno del Ayuntamiento.

«El cumplimiento del acuerdo de Gobierno PSOE.-VTLP recoge este punto. Si está recogido entre ustedes y la moción es un instrumento de impulso a la acción de Gobierno, ¿por qué presentan esta moción ahora? Se me ocurren tres respuestas. Para autoimpulsarse, para chutarse. Usted mismo se presenta una moción a sí mismo. Otra posible respuesta es que quizá vean a sus socios desmotivados y desea motivarlos. Y otra tercera, que no se fían de sus socios de Gobierno», hostigó De Santiago Juárez, que quiso dejar claro con mayor contundencia que su posible presunto apoyo de estabilización para el PSOE sería, efectivamente, solo para el partido de Puente y no para sus socios. «Un día presentarán ustedes una moción para que Puente siga siendo alcalde, y votaremos que sí, y en el segundo punto, que Saravia siga siendo teniente de alcalde, y votaremos que no».

La respuesta del teniente de alcalde del Ayuntamiento, sentado a la derecha de Óscar Puente en el Salón de Plenos, comenzó también con tono sarcástico: «Me sorprende su estilo», le dijo, «porque en ningún momento se ha planteado este voto ni ha considerado que traemos este acto como responsabilidad política». Y aseveró que la moción se ha traído porque se pretende obtener un «acuerdo del Pleno municipal y porque tiene implicaciones para otras instituciones».

Por si esto fuera poco, Manuel Saravia se excedió del tiempo en sus respuestas, lo que De Santiago-Juárez equiparó a los que «abusaban» jugando al fútbol en el patio del colegio. Y ahí sí que Saravia devolvió el golpe con más retranca: «Tiene usted detrás a Bermejo [portavoz del PP en el mandato anterior] y podemos hablar de minutos, de decenas de minutos...».