Puente, el brazo fuerte del 'sanchismo'

Óscar Puente y Pedro Sánchez hablan en la primera fila del acto en la Cúpula del Milenio. /Gabriel Villamil
Óscar Puente y Pedro Sánchez hablan en la primera fila del acto en la Cúpula del Milenio. / Gabriel Villamil

Pedro Sánchez ha visitado la ciudad ocho veces desde que el alcalde de Valladolid se erigió en su abanderado en las primarias del PSOE y es un altavoz rudo contra Cs y Podemos

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

Pedro Sánchez ya había venido a Valladolid cuatro ó cinco veces en actos de partido antes de que lo descabalgaran de la Secretaría General. Óscar Puente era un buen aliado que de pronto, en la guerra contra la gestora y Susana Díaz, se convirtió en un paladín del sanchismo. El abanderado de su causa. Con carácter para enfrentarse a los propios y ahora, renovado como regidor vallisoletano y con Pedro Sánchez como presidente, lanzado a la batalla en primera línea. Al azote de Ciudadanos y Podemos sin miramientos.

Comenzó por recordarle a Sánchez que desde que pisa la Cúpula del Milenio no pierde unas elecciones, «internas o externas». Y apuntó:«Esta es la definitiva». Puente se encargó de la parte más arisca de los discursos, la de atacar al rival con un punto de saña política. Llamó inmaduros a Pablo Iglesias y Albert Rivera y calificó la autodenominada «nueva política» como una mezcla de «populismo, arribismo y narcisismo».

Pedro Sánchez ha pisado la ciudad ocho veces en poco más de dos años y medio, desde que derrotó a Susana Díaz en las primarias socialistas

«Tenemos a Cs con un presidente de las Cortes que no había tomado posesión y ya preguntaba por el pisito de las Cortes. ¿Y conocíais al diputado de Podemos por Valladolid?. No lo conocíais, no vivió aquí, no pisó aquí ni antes ni durante y ahora ya no es diputado», dijo. Se refería a Juanma del Olmo, que en las últimas elecciones no consiguió renovar su escaño por una provincia con la que no tenía más lazos que los votos necesarios.

Pedro Sánchez, de hecho, lleva camino de tener más méritos que Del Olmo para ser diputado por Valladolid, o más que el popular Javier Maroto para ser senador autonómico por su nexo con Sotosalbos. Desde que Óscar Puente le acompaña en esta aventura post-susanista, ha pisado la ciudad ocho veces en dos años y medio largos.

Pedro Sánchez en Valladolid

8 de febrero de 2017
Mitin en la Cúpula del Milenio por las primarias del PSOE. Se impuso a Susana Díaz el 22 de mayo de ese año.
17 de noviembre de 2017
Celebración de la Ejecutiva Federal del PSOE en el Museo de la Ciencia de Valladolid.
3 de febrero de 2018
Asamblea abierta del PSOE en el LAVA.
22 de octubre de 2018
Visita de Pedro Sánchez a Renault.
21 de noviembre de 2018
Cumbre hispano lusa en Valladolid con el presidente de Portugal, Antonio Costa, y los ministros de ambos países.
9 de marzo de 2019
Mitin en el Auditorio de la Feria de Valladolid para abrir la campaña nacional del 28A.
24 de mayo de 2019
Mitin en la Cúpula para cerrar la campaña de las autonómicas y municipales. Triunfo el 26M, dos días después, del PSOE en Castilla y León y repetido en Valladolid.
11 de octubre de 2019
Mitin en la Cúpula para lanzar la carrera electoral del 10N en la provincia y en Castilla y León.

Las diatribas de Óscar Puente apuntaron directamente a dos partidos, Podemos y Ciudadanos, pero con especial hincapié en los naranjas. Sabida es la inquina que se profesan Francisco Igea y el alcalde vallisoletano, pública a través de Twitter. «Prometieron acabar con los privilegios, pero enseguida el pisito [de Luis Fuentes en las Cortes]; también con los aforamientos, pero el vicepresidente que lleva dos meses en funciones será juzgado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por hechos de su vida privada que no tienen nada que ver con su ejercicio», lanzó.

«Albert Rivera es un inmaduro, un niño pequeño que no ha jugado con un sonajero, sino con todo un país durante muchos meses» Óscar puente

Para el alcalde vallisoletano, Albert Rivera es «el principal responsable» del bloqueo político del país, «una persona a la que se le llena mucho la boca con la palabra España».

«Está dispuesto a facilitar un Gobierno después del 10N, dice, con prioridad por supuesto para PP y VOX, y dice también que con el PSOE, pero lo dice ahora con el agua al cuello porque sabe que no va a tener posibilidades de facilitar ningún Gobierno de ningún signo político», señaló Puente, que concluyó con contundencia: «Estamos ante un líder inmaduro, un niño pequeño que no ha jugado con un sonajero, sino con todo un país y su gente durante muchos meses».

El segundo miembro de la 'nueva política' que Puente resumió como «narcisista, arribista y populista» es Pablo Iglesias, al que también le dedicó el adjetivo de «inmaduro». «Tanto monta en cuanto a inmadurez e irresponsabilidad. Los dos tienen animadversión a la discrepancia, han eliminado a los discrepantes en sus aprtidos y tienen un liderazgo narcisista», atizó.

Puente vaticinó un nuevo triunfo a Pedro Sánchez, esta vez «el definitivo», en las elecciones del 10N. De momento, le ha puesto el mismo escenario para iniciar la campaña que ya le sirvió como talismán ante su rival dentro del partido y en las elecciones del pasado 26M.