Más de 350 participantes en la III Marcha contra el Cáncer de Miguel y Santiago del Arroyo

III Marcha Contra el Cáncer de Miguel del Arroyo y Santiago del Arroyo/Cruz Catalina
III Marcha Contra el Cáncer de Miguel del Arroyo y Santiago del Arroyo / Cruz Catalina

La actividad estuvo impulsada por el ayuntamiento del municipio y la delegación local de la Asociación Española Contra el Cáncer

Cruz Catalina
CRUZ CATALINA

Los vecinos del municipio vallisoletano de San Miguel del Arroyo, junto con los de su pedanía Santiago del Arroyo, mostraron este domingo nuevamente su lado más solidario con la tercera edición de la denominada Marcha Contra el Cáncer. Con esta actividad se pretende favorecer la solidaridad y contribuir a recaudar fondos con los que poder financiar proyectos de investigación sobre esta enfermedad y los tratamientos para su cura, concienciar sobre la necesidad de llevar a cabo hábitos saludables como el deporte y la alimentación sana, y potenciar la convivencia intergeneracional entre ambas localidades.

Actividad impulsada por el consistorio sanmigueleño y la delegación local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) con la colaboración de una treintena de empresas, la Cofradía de la Virgen de Fuenlabradilla, la Diputación de Valladolid, así como otros colectivos sociales y los más de tres centenares y medio de participantes de todas las edades. Los andarines recibieron como regalo para saciar el hambre durante el camino un paquete de maíz dulce donado por la empresa Huercasa.

Participantes durante la III Marcha contra el Cáncer.
Participantes durante la III Marcha contra el Cáncer. / Cruz Catalina

La marcha daba comienzo a las 9: 30 horas, los participantes que salían desde San Miguel del Arroyo tenían su punto de inicio en la Plaza Mayor y los de Santiago del Arroyo en la puerta del bar Carmi. El recorrido discurrió por el bello paraje pinariego de la Senda de El Negral para encontrarse a mitad de camino en el área recreativa de Los Castillejos, donde además de recibir un refrigerio saludable, los andarines participaron en el sorteo de numerosos regalos donados por las empresas colaboradoras.