Mucientes y Melgar de Abajo festejan la vendimia con gran acogida de público

Los asistentes al vendimiario de Mucientes, en la bodega de Sinforiano Vaquero. /N. Luengo
Los asistentes al vendimiario de Mucientes, en la bodega de Sinforiano Vaquero. / N. Luengo

Miguel García Marbán destacó la importancia del viñedo en «la historia, la vida y el paisaje» de la localidad terracampina

N. LUENGOMucientes

Los bodegueros de Mucientes han organizado este fin de semana su tradicional Vendimiario, coincidiendo con la vendimia en la Denominación de Origen Cigales. Se trata de una cita que cumple su XVI edición, y que año tras año ha ido ganando en calidad y convocatoria, con un lleno total y lista de espera en los cinco pases del sábado y domingo. La jornada del sábado arrancó pronto. A las 7:00 horas se dieron cita numerosos turistas para participar en el pase especial 'Vendimia al Alba', celebrado en el viñedo de Sinforiano Vaquero. Allí conocieron de primera mano cómo se realiza la recogida mecánica de la uva.

Los enoturistas también se sumergieron en el proceso de la vendimia y de la elaboración del vino y conocieron los secretos de su comercialización. Todo de la mano de enólogos, viticultores, bodegueros, maquinistas e historiadores y con la visita a las bodegas locales Sinforiano Vaquero, Hijos de Marcos Gómez y Mucy. Los pases guiados continuarán este domingo a las 11:00 y a las 17:00 horas.

Más al norte, en Melgar de Abajo, también se festeja la décima edición de la Fiesta de la Vendimia, que comenzó con la vendimia tradicional, paseos de reconocimiento del terreno, actividades lúdicas y degustaciones de vinos. La comida de hermandad, también en el campo, dio paso por la tarde al pregón en la plaza, que corrió a cargo del corresponsal en la comarca de El Norte, Miguel García Marbán, quien recordó a los melgarejos que «viñedos y majuelos formas parte de vuestro paisaje, vida, historia y forma de ser». Por eso apuntó que «con la recuperación de los viñedos también habéis plantado vuestro futuro como mejor arma contra la despoblación».

Al término del pregón, se prensó y se degustó el primer mosto de la uva de la presente temporada.