Óscar Puente: «En general en este país los alcaldes no están bien pagados»

Óscar Puente: «En general en este país los alcaldes no están bien pagados»

Asumen una «responsabilidad enorme» por una «gestión muy compleja»

El Norte
EL NORTEValladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), ha afirmado hoy que «en general en este país los alcaldes no están bien pagados» porque asumen mucha responsabilidad y su retribución «se ha regulado mal, desde los complejos», sin tener en cuenta factores objetivos como la población o el presupuesto que gestionan.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras conocerse ayer la información publicada por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública sobre los ingresos públicos de alcaldes y presidentes de Diputación, Puente ha optado por que «el ciudadano valore» si merece su sueldo neto, que ha cifrado en 3.200 euros al mes.

Ha reconocido que estos ránkings, que en su caso le sitúan con el alcalde con el suelo más elevado de Castilla y León con 76.500 euros brutos al año, «contribuyen a la transparencia», aunque ha matizado que «no profundizan lo suficiente», ya que en el caso del Ayuntamiento de Valladolid hay funcionarios y hasta dos concejales que tienen ingresos públicos superiores a los suyos.

En concreto, Puente se ha referido al caso del presidente de la Diputación de Valladolid y concejal en la capital, Jesús Julio Carnero, quien percibe 76.310 euros en su principal cometido a pesar de gestionar menos presupuesto, pero además ingresa unos 11.000 euros por asistir a los plenos municipales.

Puente ha insistido en que, en su opinión, por lo general los alcaldes en España no están bien pagados porque el desempeño de sus funciones «no conoce fiestas, tardes, ni mañanas», además de asumir una «responsabilidad enorme» por una «gestión muy compleja».

«Es lo que hay...vivimos en este contexto político tan peculiar», se ha quejado Puente, convencido de que estas cuestiones se han regulado «mal» en España, al afrontar posibles tablas salariales comunes «desde los complejos», sin informar en profundidad a los ciudadanos y sin tener en cuenta factores objetivos.

Elementos como el presupuesto del Ayuntamiento, el número de habitantes o el número de empleados municipales son en opinión de Puente factores que evitarían cuestiones que «no tienen mucho sentido», como que alcaldes de pequeños municipios tengan unas retribuciones sin tener apenas gestión y, a la inversa, que municipios donde sí existe una gestión apenas haya ingresos.

En este sentido, ha considerado «lógico» que las alcaldesas de Madrid, Manuela Carmena, y la de Barcelona, Ada Colau, sean las que tengan un sueldo más elevado.

Sobre su sueldo, Puente ha dicho que le encanta su trabajo como alcalde y que «pagaría por hacerlo», hasta el punto de que no se cambiaríqa por ningún presidente de ninguna multinacional, si bien ha reconocido que existe «cierto miedo» entre los gestores públicos por las implicaciones judiciales que pueden tener algunas de sus decisiones, aunque no exista dolo.