La militancia de Toma la Palabra respalda el acuerdo de gobierno con el PSOE

Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos votaron de forma presencial en El Campillo. :: /El Norte
Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos votaron de forma presencial en El Campillo. :: / El Norte

Refrenda la coalición para los próximos cuatro años con el 90,39% de los votos de los 354 inscritos que han participado

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

Los tres concejales de Valladolid Toma la Palabra que el pasado 26 de mayo salieron de las urnas en la capital vallisoletana entrarán en un gobierno de coalición con el Partido Socialista similar al del pasado mandato pero con diferentes funciones en sus respectivas áreas. La militancia de esta formación, liderada por Manuel Saravia, ha dado luz verde a este acuerdo de gobierno en una consulta abierta de forma presencial y 'online' para los 1.700 inscritos en el censo. Finalmente participaron 354, que respaldaron de forma mayoritaria (90,39%) el acuerdo de gobierno que ya habían consensuado Valladolid Toma la Palabra y el Partido Socialista el pasado lunes, 17 de junio, por la mañana. Pese a que la participación apenas superó el 23% del censo total, Manuel Saravia se mostró «satisfecho» e incluso «sorprendido» con esa cifra, «pues hay ya un agotamiento porque han sido cuatro asambleas y varias consultas, y no hay que olvidar que había ya un acuerdo con una documentación que previamente se había facilitado».

Los simpatizantes de Toma la Palabra refrendaron así que Manuel Saravia sea de nuevo primer teniente de alcalde y concejal responsable del grueso del área de Urbanismo; que María Sánchez siga al frente de Medio Ambiente (aunque ya no dependerá de ella el servicio de Limpieza) y que Alberto Bustos dirija de nuevo Participación Ciudadana y Deportes, pero con menos competencias en Juventud. «Entraremos en el gobierno en las condiciones que se habían pactado», precisó al respecto Saravia, «satisfecho» de haber conseguido un apoyo «favorable de forma mayoritaira».

«Avalan las negociaciones»

Los ediles de Toma la Palabra recogieron así el guante de la militancia y consideraron que se trata de un voto que «avala» el trabajo y el desarrollo de las negociaciones que se han llevado a cabo por esta formación de izquierdas en las últimas semanas con el equipo socialista que dirige Óscar Puente. Negociaciones que se rompieron una semana antes de la investidura pero que se pudieron reconducir en vísperas de la votación. De tal forma que Toma la Palabra refrendó a Puente como alcalde en la sesión constitutiva del Ayuntamiento, pendiente de que la militancia dijera la última palabra sobre si reeditaban o no un acuerdo de gobierno que durante el pasado mandato dio estabilidad al Consistorio. «Debemos felicitarnos por un proceso democrático largo, incluso pesado podríamos decir. Así que tenemos que agradecer a los miembros del censo que han participado, en muchos casos en todas las asambleas, y que es de agradecer, porque esto constituye nuestra seña de identidad, que Toma la Palabra es una formación estrictamente participativa, abierta, democrática y transparente», consideró Manuel Saravia, de tal forma que, según precisó, desde hoy mismo los tres concejales comenzarán ya sus funciones al frente de sus áreas de gobierno.

La plataforma abrió la consulta para decidir sobre la entrada en el gobierno el pasado lunes de forma 'online', vía elegida por el grueso de los participantes (312 de las 354), mientras que en la jornada de hoy se colocaron las urnas físicas en el Mercado del Campillo, por donde pasaron 42 de los inscritos. El resultado fue del 90,39% a favor, el 8,47% en contra y el 1,12% de abstención. No hubo en cambio votos nulos.

La plataforma consideró así «fundamental» realizar de manera abierta y transparente todas las acciones relevantes, «siendo la única formación de toda la ciudad que sigue una metodología así, empoderando a todas sus personas inscritas».