El PP cierra la lista a las Cortes por Valladolid encabezada por Raúl de la Hoz y recupera a Carnero como tres en la capital

Pilar del Olmo, Jesús Julio Carnero, Borja García Carvajal y Raúl de la Hoz./El Norte
Pilar del Olmo, Jesús Julio Carnero, Borja García Carvajal y Raúl de la Hoz. / El Norte

La exedil Mercedes Cantalapiedra renuncia y la candidatura incorpora a Pablo Trillo

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

Faltaban solo tres horas para que terminara el plazo oficial cuando el Partido Popular de Valladolid registraba la candidatura con la que concurrirá al Ayuntamiento de la capital y a las Cortes en la cita con las urnas del 26 de mayo. Eran cerca de las nueve de la noche cuando el comité electoral provincial recibía el visto bueno de Génova sobre la confección de las listas vallisoletanas. Y ahí llegaba el respiro, el balón de oxígeno que cerraba una dura negociación que casi agotó los plazos y en la que han aflorado las diferencias abiertas desde el proceso de primarias que en 2017 enfrentó a Jesús Julio Carnero (actual presidente y apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría) y a Borja García Carvajal (afín al sector de Pablo Casado).

Las dos facciones, los dos sectores dentro de la formación, han resucitado en Semana Santa en una lucha de siete días –y casi siete noches– por encajar dentro de la lista la imposición de Génova para que el edil Borja García se integrara en los cinco primeros puestos de la lista que arropará a Pilar del Olmo en su carrera hacia el Ayuntamiento. El pulso «entre unos y otros», entre la candidata y el presidente del PP, entre el sector de Casado y el que apoyó a Sáenz de Santamaría, acabaron confeccionando una lista que salpicó incluso a la de las Cortes.

Más información

A Pilar del Olmo le acompañará finalmente como número dos el actual vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago–Juárez, y en tercera posición, y contra todo pronóstico durante gran parte de la jornada de ayer, el presidente de la Diputación y del PP, Jesús Julio Carnero, a quien la propia candidata situó a media mañana encabezando la lista de las Cortes tras haber pactado su lista, dijo, con Génova en un diálogo constante con el secretario general, Teodoro García Egea. Consideró incluso un «acierto» que Carnero fuera de número uno para defender intereses de la provincia y mostró «todo el apoyo» al presidente del PP.

Pero todo cambió en cuestión de horas. El Comité Electoral Nacional del PP frenaba el planteamiento anunciado durante la mañana por su cabeza de lista en Valladolid y obligaba de nuevo a reanudar la negociación desde primera hora de la tarde. Con ese escenario, con la entrada de Carnero en las Cortes, estallaba la candidatura ya confeccionada por Valladolid y había que desplazar los primeros puestos. Es decir, el Partido Popular solucionaba la lista al Ayuntamiento pero trababa la regional, donde se podían ver afectados Raúl de la Hoz, Ramiro Ruiz Medrano o Luis Miguel González Gago, quienes ocupaban los puestos uno, dos y cuatro de la candidatura.

Las listas del PP

Los candidatos al Ayuntamiento:
Pilar del Olmo Moro, José Antonio de Santiago–Juárez López, Jesús Julio Carnero García, María de Diego Durantez, Francisco de Borja García Carvajal, Rodrigo Nieto García, Marta López de la Cuesta, José Antognio Martínez–Bermejo, Alberto Gutiérrez Alberca e Irene Núñez Martín.
Los candidatos a las Cortes
Raúl de la Hoz Quintano, Ramiro Ruiz Medrano, Pilar Garcés García, Luis Miguel González Gago, María Paloma Vallejo, Quevedo, Pablo Trillo, David Esteban, Noemí Rojo Sahagún, José Antonio Otero Parra y Rosa Isabel Hernández del Campo.

Latió de nuevo el pulso en las negociadoras manos del PP, las que Jesús Julio Carnero aseguró en su elección como presidente que tendería siempre en favor de una unidad de la que la formación ha hecho gala, pero escondida estos días tras una exhibición de batallas internas que han sacado a la luz a un partido escindido. Un tira y afloja que acabó cerca de las nueve de la noche, cuando el comité provincial, regional y nacional alumbraban una lista que sufría una importante modificación con respecto a la que Pilar del Olmo manejaba durante la mañana: recuperaba 'in extremis' a Jesús Julio Carnero para el Ayuntamiento, en el número tres –por detrás del hombre de confianza de la candidata, José Antonio de Santiago–Juárez–, de tal forma que se garantizaría así una plaza como concejal de cara a su posible reelección como candidato a la Diputación, puesto al que estaría llamado a tenor de la propuesta pública realizada por el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco.

Bermejo, el octavo

Por detrás, y tras los ajustes introducidos durante la tarde, irá María de Diego, viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales; mientras que en quinto puesto, tal y como exigió Génova, estará el concejal Borja García Carvajal. Le seguirán en el número seis Rodrígo Niego, de Nuevas Generaciones; Marta López de la Cuesta y José Antonio Martínez-Bermejo, portavoz actual, que baja dos posiciones con respecto a lo previsto por la propia candidata. Se trata de una lista que, según precisó Del Olmo durante la mañana, cuenta con personas de su confianza que ha querido que le acompañen en la próxima legislatura municipal.

Del Olmo consideró incluso un acierto que Carnero fuera a las Cortes y le mostró su apoyo

La candidatura de las Cortes, en cambio, se mantendrá igual en los cinco primeros puestos con Raúl de la Hoz, Ramiro Ruiz Medrano, Pilar Garcés, Luis Miguel González Gago y Paloma Vallejo. Se cae en cambio Mercedes Cantalapiedra y entra el actual delegado territorial, Pablo Trillo, mientras que el alcalde de Rioseco, David Esteban, será séptimo.

El principal escollo, que era el de Borja García, quedaba así resuelto con su incorporación en el quinto puesto. Y pese a la crispada y tensa negociación, el concejal consideró que se tratan de procesos «normales» dentro de la negociación. «En este caso quizás ha sido más vistoso y se ha armado más revuelo por haber estado en las primarias, pero siempre ha habido negociaciones para hacer listas», consideró.

«Ha sido vistoso porque entré en primarias, pero siempre hay revuelo», dice Borja García

García Carvajal aseguró haber aceptado la petición recibida por el partido de «ir en la lista de Valladolid» aunque aseguró desconocer nada sobre la posibilidad de que así se garantice una plaza como concejal que le permita optar a presidir la Diputación, hipótesis barajada en el seno interno del PP para justificar la imposición de su nombre a última hora y dada su relación con el sector de Pablo Casado. «Sinceramente, creo que lo de entrar a última hora ha sido porque se nos han echado encima las generales y estamos en campaña, y cerrar una lista no es fácil».

Este es el acta de la reunión del Comité Electoral Nacional: