500 kilos de víveres, de la espalda de los cofrades al Banco de Alimentos

Varios cofrades cargan una de las andas con víveres depositados encima./Henar Sastre
Varios cofrades cargan una de las andas con víveres depositados encima. / Henar Sastre

Las cofradías Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Santo Entierro, las Siete Palabras, la Vera Cruz y la Sagrada Cena hicieron un ensayo de andas con fines solidarios

Ó. SJ. H. Valladolid

Un total de cinco cofradías de la ciudad, junto a algunos de sus fieles, se dieron cita a partir de las 17:00 horas de la tarde de ayer para celebrar el ensayo de andas solidario organizado conjuntamente a favor del Banco de Alimentos de Valladolid. El objetivo de esta iniciativa que se celebró ayer por primera vez de forma conjunta era recoger alimentos, en su mayoría no perecederos, que posteriormente la entidad pueda repartir entre los más necesitados de la ciudad. El ensayo se saldó con algo más de 500 kilos de víveres recaudados entre las cofradías participantes, alimentos que los cofrades cargaron voluntariamente en las andas sobre sus hombros durante la hora y media que duró aproximadamente el recorrido.

Fue algo más de peso que aquél al que están acostumbrados el que tuvieron que cargar a sus espaldas, pero quizá con ello ayuden a combatir el hambre. Cuatro andas fueron acompañadas en todo momento por la música de la quinta cofradía, de forma que la Semana Santa hizo su aparición antes incluso de lo previsto, pues la comitiva generó cierta expectación a su paso y formó una pequeña procesión. El Santo Entierro, cofradía en activo desde 1930, salió desde Santa Ana para encabezar la marcha, que circuló alrededor de la Plaza Mayor para después enfilar las calles Santiago y Pasión. Detrás del reducido grupo de cofrades que cargaron sus andas caminaron la cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena, la cofradía de las Siete Palabras, la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz y la cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Todas ellas salieron con alimentos recogidos previamente, aunque no quedó ahí la cosa. La gente, algunos enterados de la iniciativa antes de empezar y otros que se encontraron la marcha en su paseo dominical, depositó bolsas de comida del supermercado sobre las tallas que cargaban los cofrades. El resultado fueron más de 500 kilos de alimentos recaudados entre las cinco cofradías. Juan Pablo Ruiz, de la Cofradía de las Siete Palabras –que hacía el ensayo de andas por primera vez–, indicó que «la mayoría de los alimentos recolectados son leche, pasta, galletas y legumbres», aunque hubo asimismo aceite y otros productos no perecederos. «En el recorrido ha habido gente que ha llevado bolsas expresamente para eso, no sólo han sido los cofrades», aseguró. El recorrido se desarrolló sin incidentes de ningún tipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos