La defensa insiste en pedir la retirada total de la fianza a la hija del dueño del tanatorio El Salvador de Valladolid

Instalaciones del tanatorio El Salvador./Rodrigo Jiménez
Instalaciones del tanatorio El Salvador. / Rodrigo Jiménez

El Juzgado la rebaja a 400.000 euros, pero mantiene 800.000 para su hermano y la prisión sin fianza a su padre, fundador de El Salvador

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid rebajó este viernes la cuantía de la fianza establecida para Laura Morchón, hija de los dueños del Grupo El Salvador, a la mitad. De los 800.000 euros que se estipularon en un primer momento a los 400.000 euros que se decretaron. Sin embargo, para la defensa continúa siendo una cantidad exagerada, por lo que presentarán un nuevo recurso para intentar que se elimine definitivamente este requisito y se le conceda la libertad provisional.

Más información

«Pone de manifiesto que no era muy ajustada a la realidad del caso la circunstancia que está sufriendo», se congratulaba el abogado defensor de la familia Morchón, Guillermo Ruiz Blay. «Ella no es directora ni jefa de nadie, sino hija del jefe, y por tanto colabora en la empresa según se le solicita», añadió el letrado.

Dada esta vinculación, aseveró, no tiene más patrimonio que su nómina y sus bienes personales, por lo que no se le puede atribuir una fianza que se correspondería con unos ingresos y unos bienes mucho mayores de los que en realidad tiene. El abogado también se mostró crítico días atrás con el embargo practicado por orden del Juzgado de Instrucción, que consideró desproporcionado.

La familia intentará mantener todos los empleos

Los trabajadores del Grupo El Salvador -unos setenta en total- esperan tener cuanto antes una reunión en la que se les explique qué va a ocurrir con su futuro. «El interés de Ignacio Morchón Alonso es que se mantenga a toda costa el mayor número de puestos de trabajo posible», asegura su abogado, Guillermo Ruiz Blay. Los empleados, mientras tanto, son incapaces de determinar aún si el caso Ignis afectará en un porcentaje concreto a la actividad. Aunque ha habido días más flojos, para hoy están previstos «ocho o nueve servicios», según apuntaron fuentes de los trabajadores. «Nos tienen que trasladar la situación de qué pasos se están dando», esperaban ahora, sabedores de que hay diferentes vías en las que se está jugando el futuro de la entidad, tanto la penal, como la administratriva (posibles sanciones de la Junta por contravenir la normativa de política mortuoria regional) y la comercial.

«De momento no hay comunicación de la empresa, en cuanto a que están hablando de ver qué opciones hay respecto a la plantilla», señalan las mismas fuentes.

Laura Morchón, formada en el ámbito de los medios de comunicación, fue detenida el pasado día 8 de febrero cuando se dirigía a las oficinas de la empresa y poco después se decidió su ingreso en prisión bajo fianza de ochocientos mil euros. Desde ese día permanece en la cárcel de Villanubla, mientras la familia intenta reunir el dinero necesario para poder abonar la fianza a través de amigos y familiares.

Ruiz Blay anunció la presentación de un nuevo recurso para conseguir su libertad sin necesidad de pagar la fianza. «Lo que atacamos es la situación procesal, que se mantiene», justifica. Al mismo tiempo se intentará que se modifiquen las condiciones de su hermano y su padre, este último en prisión comunicada pero sin fianza. «Esperamos que el sentido común impere y podamos defender allí la situación personal de ellos dos y que cambien» su situación, abundó el letrado.