Investigan los robos de un Audi y un BMW quemados en la misma noche en Valladolid

El BMW incendiado en la madrugada de hoy en el camino de la Merced, al borde de ronda oeste (A-62), junto a unas pacas. /B. V.
El BMW incendiado en la madrugada de hoy en el camino de la Merced, al borde de ronda oeste (A-62), junto a unas pacas. / B. V.

El primero fue hallado en Parque Alameda y el otro al borde de la A-62 en dos incendios con el sello de la banda del BMW

J. Sanz
J. SANZ

Dos coches sustraídos horas o días antes que luego son incendiados en la capital y una oleada de robos en negocios de hostelería en la vecina provincia de Segovia. Casualidad o no, y todo apunta a que no, la sucesión de hechos registrados en la madrugada de hoy entre Segovia y Valladolid llevan el sello inconfundible de la incombustible banda del BMW, el grupo desarticulado hace dos años por sustraer sesenta turismos de marcas alemanas y desvalijar otros tantos bares y negocios, pero muchos de cuyos miembros (fueron detenidos 63 sospechosos) continúan en libertad. Los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional investigan ahora las posibles conexiones entre el hallazgo de dos vehículos en llamas, un Audi y un BMW, en distintos puntos de la capital con un intervalo de apenas hora y media en la madrugada de hoy y los robos, incluido precisamente el de un Audi A-3 en Sanchonuño, en bares y restaurantes del entorno de esta localidad segoviana, próxima a Cuéllar.

El Audi A-3 quemado en la calle Vega Sicilia.
El Audi A-3 quemado en la calle Vega Sicilia. / EL NORTE

Lo que es seguro, por ahora, es que dos vehículos de marcas alemanas fueron incendiados de manera intencionada de madrugada. El primero, un Audi A-3 prácticamente nuevo, fue hallado en llamas a la 1:42 horas en la calle Vega Sicilia (Parque Alameda). Su dueño aseguró a los agentes, al ser informado de lo ocurrido, que lo había dejado el día antes en otra vía de la ciudad. Esa misma noche, a las 3:14 horas, distintos conductores que circulaban por la ronda oeste (A-62) alertaron a los servicios de emergencia de la presencia de otro coche en llamas, en este caso un BMW318, en un camino, el de la Merced (discurre entre la avenida de Gijón y la autovía), situado al borde de la ronda. Los Bomberos, a su llegada, se encontraron con el coche calcinado y sofocaron un pequeño incendio declarado en unas pacas que se encontraban cerca del vehículo. Los agentes comprobaron que el BMW figuraba como sustraído dos días antes en el término municipal de Arroyo.

Así que el hallazgo de los vehículos, que serán examinados por los especialistas de la Policía Nacional, dio paso a una investigación conjunta con la que ya tenía abierta la Guardia Civil. Y no solo por el robo del BMW, que también, sino por unos asaltos registrados esa misma madrugada, y casualmente con un Audi A-3 de por medio, en negocios de hostelería de la vecina provincia de Segovia en una ruta que, para sumar otra casualidad más, responde a un patrón similar a las dos oleadas de robos en bares, hostales y restaurantes registradas en las madrugadas de los días 27 y 30 de septiembre entre Sardón y Traspinedo (en el eje de la carretera de Soria) y Alcazarén y Mojados (carretera de Madrid). Los ladrones, en la madrugada de hoy, también visitaron pueblos cercanos, aunque en Segovia y con una vía de escape próxima. ¿Casualidad? O no