Los Orejas se alzan con la victoria en el XII Tradicional descenso del Río Esgueva

Los participantes de la primera ronda del descenso preparan sus cayucos. /Rodrigo Jiménez
Los participantes de la primera ronda del descenso preparan sus cayucos. / Rodrigo Jiménez

La prueba la disputaron las embarcaciones de ocho peñas vallisoletanas, una de ellas invitada por la Federación de Peñas

ADOLFO PÉREZ VEGAValladolid

Alegría y jolgorio era la cantinela que se respiró ayer a orillas del Esgueva. Por la tarde, cerca de las 18:00, la vega del río, que actualmente no es sino el Paseo del Cauce de Valladolid, estaba llena de gente a la altura de la Escuela de Ingeniería Industrial de la UVA. Esto se debía a que allí se disputaba la XII edición del Tradicional descenso del Río Esgueva. El tumulto estaba compuesto, en su mayoría, por integrantes de las peñas Los Orejas, La Despensa, Comuneros, Los Divinos, Metal Heart, Simpáticos Lugareños e Hijos de Baco, todas competidoras en el descenso. Además, este año se contó con la participación de la peña invitada Abelardes.

Además, Hijos de Baco fue la organizadora de esta particular regata, junto con la Federación de Peñas –en la cual se integran todas las peñas mencionadas anteriormente, menos la invitada–. La banda sonora la puso la orquesta de la peña La Charanga, contratada por la Federación. «Comenzó siendo una idea un poco loca... y acabó siendo una locura completa», arengó el presentador del evento –integrante de Los Hijos de Baco– antes de que se diera el pistoletazo de salida a esta prueba que enfrenta pequeños barcos no propulsados, hechos con flotadores, churros de piscina, madera o poliespán.

A pocos metros de la victoria

Lejos de las millas que nos puede inspirar el descenso del Sella, el descenso del Esgueva tiene una distancia de 25 metros, los cuales ayer costó recorrer a más de una embarcación en miniatura por culpa del viento en contra.

La competición consta de tres fases, y en cada una de ellas participan cuatro peñas. Entre gritos y coros de los asistentes, de la primera eliminatoria salieron victoriosas las peñas La Despensa y Los Hijos de Baco; y de la segunda Metal Heart y Los Orejas, cuya barquita rebasó desde el primer momento a sus contrincantes. Tras esto vino la 'ronda de los vencidos', en la que se enfrentaron los cuatro barcos que no habían pasado las dos primeras fases. Aquí, el pequeño cayuco de los Comuneros se 'alzó' con el último puesto.

Por fin se disputó la gran final. Los barquitos de La Despensa, Metal Heart, Los Hijos de Baco y Los Orejas se jugaban todo a una carta. Sin embargo, desde los primeros metros se vislumbró al ganador: Los Orejas, que desbancaron completamente a sus contrincantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos