Ayuntamiento y Diputación promocionan la «autenticidad» de Valladolid en la Feria de Muestras

Presentación del expositor de Valladolid en la Feria de Muestras. /H. SASTRE
Presentación del expositor de Valladolid en la Feria de Muestras. / H. SASTRE

Ana Redondo apuesta por el turismo lingüístico al ser la capital «en la que mejor se habla castellano»

Álvaro Gómez
ÁLVARO GÓMEZValladolid

El Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid volverán a promocionar la ciudad y la provincia en un stand conjunto en la Feria de Muestras, esta vez centrados en «la autenticidad» como principal baluarte para atraer turismo. Según la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, el objetivo es mostrar «Valladolid como territorio auténtico», porque «nosotros no engañamos, tenemos un pasado, una historia, una cultura y un patrimonio auténtico que cada vez se valora más». En este sentido, tanto la concejala como el vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso Monge, destacan la importancia del vino y la variedad gastronómica como recurso «fundamental».

Esa autenticidad es uno de los pilares del stand de 225 metros cuadrados con el que colaboran un año más las instituciones en la Feria de Muestras que hoy da comienzo. Un stand «muy abierto», comparable a «esa ciudad y provincia abierta», y «sin barreras, fronteras ni paneles». En él detalla Alonso Monge que se podrá observar «el importantísimo potencial» de la provincia, destacando los museos con la celebración del XX aniversario del Museo Provincial del Vino y el X aniversario del Museo del Pan, ubicado en Mayorga. También con referencia a los castillos de Valladolid y su confluencia en el de Fuensaldaña; a los festejos populares de los pueblos y a la marca Alimentos de Valladolid

Alonso Monge sentenció que «lo que queremos con el stand es trasladar la cercanía de la Diputación hacia toda la provincia, de forma muy enfocada a la promoción de Turismo y a la prestación de servicios que desarrolla en el territorio». El vicepresidente, que se ha incorporado a la actividad institucional tras un accidente de tráfico sufrido en marzo, anunció que en el stand de la Feria de Muestras se desarrollarán actividades relacionadas con el jazz, cuentacuentos o alfarería, que podrán disfrutar sobre todo los más pequeños.

Durante la presentación del stand, Ana Redondo aprovechó para comentar los resultados en el área de Turismo de la capital en los últimos años. «Se ha cumplido con creces el plan estratégico que aprobamos hace cuatro años, ahora nos toca renovarlo y estamos trabajando en ello», explica la concejala, quien detalla que el impacto económico del sector en el último año es de 286 millones de euros, un 3% de incremento respecto al año anterior. Además, el empleo generado en este periodo fue de 4.772 puestos, y las pernoctaciones crecieron hasta la cifra de 800.000, lo que significa un 28% más que hace un lustro.

Atraer estudiantes extranjeros

En este contexto, Redondo anunció que, además de potenciar la autenticidad, en esta nueva legislatura se promocionará el turismo lingüístico. «El español es en Valladolid una de las señas de identidad, una de las banderas que enarbolar», considera la concejala, quien no duda en afirmar que «somos la capital que mejor habla castellano». Explica que el trabajo de su concejalía irá encaminado a atraer estudiantes de primera salida y «ser conscientes que eso puede incorporar a familias enteras que se desplacen al menos durante algunos días para conocer dónde va a estudiar su hijo».

Este turismo también conjuga con otra idea que desarrolló la responsable de Turismo en el Ayuntamiento sobre «la calidad del turista». La edil detalla que «somos destino de un turista de calidad y es el que vamos a seguir buscando», ya que «cada vez son más los que vienen y son más los que gastan más». Advierte la concejala que, en otras provincias, los pisos turísticos han producido «la generalización del turismo y no siempre es el de calidad que Valladolid requiere». Por ello, y aunque «no vamos a decir no a ningún turista», Redondo lanzó un ruego para que las diferentes administraciones públicas competentes en materia de turismo establezcan una regulación «adecuada» de los pisos turísticos.