El hombre fallecido en Valladolid tras una colisión frontal circulaba en sentido contrario

Agentes y bomberos trabajan en el lugar del choque frontal entre el Renault 19 de la víctima (izquierda) y el todoterreno, en el puente del viaducto de Puente Duero/J. S.
Agentes y bomberos trabajan en el lugar del choque frontal entre el Renault 19 de la víctima (izquierda) y el todoterreno, en el puente del viaducto de Puente Duero / J. S.

La víctima, de 78 años, pudo equivocarse cuando se dirigía hacia la capital en un viejo R-19 al pasar la calzada de uno a dos carriles

J. Sanz
J. SANZValladolid

La calzada de la variante de Puente Duero, construida hace diecisiete años precisamente para evitar accidentes al paso de vehículos por el núcleo urbano del barrio de la capital, se convirtió a primera hora de la tarde de este sábado en el escenario de un aparatoso choque frontal entre dos vehículos en el que perdió la vida un hombre de 78 años después de colarse al volante de su turismo, según todos los indicios, por «un despiste o fruto de alguna indisposición» por el carril contrario de esta vía cuando circulaba en sentido a Valladolid. La fatalidad quiso que justo cuando invadió el carril izquierdo en sentido contrario se empotrara, sin tiempo de reacción para ninguno de los dos conductores implicados, contra un todoterreno que salía de la variante de la carretera de Rueda en sentido a Medina del Campo. El violento impacto se saldó con un fallecido, una mujer herida grave (la esposa de la víctima) y tres lesionados leves, una mujer y dos niños de cuatro y un años (los ocupantes del todoterreno), según confirmaron ayer fuentes de la Guardia Civil de Tráfico y del Servicio de Emergencias 112.

Los hechos tuvieron lugar al filo de las 13:20 horas en el puente que sobrevuela el cauce del río Duero, en paralelo a las viviendas de Puente Duero, un punto de la carretera autonómica CL-610 que cuenta con dos amplios carriles en cada sentido.

Sin marcas de frenada

Allí, a la altura del kilómetro 11, a escasos metros del desvío hacia el barrio y Viana de Cega (CL-600), en el carril izquierdo de salida de la ciudad, aún dentro del tablero del puente, colisionaron frontalmente un Renault 19, en el que viajaba un matrimonio de avanzada edad, y un todoterreno BMW con tres ocupantes.

El siniestro tuvo lugar en la carretera de Rueda (CL-610), justo antes de la salida hacia Viana
El siniestro tuvo lugar en la carretera de Rueda (CL-610), justo antes de la salida hacia Viana / J-S.

El veterano conductor del no menos veterano Renault 19, con matrícula de Valladolid de la serie X, venía hacia la ciudad por el carril en un único sentido de circulación y, justo antes de incorporarse al doble carril de la variante hizo literalmente un recto para continuar la marcha por el carril izquierdo de salida de la capital (en sentido contrario). Apenas recorrió ochenta metros antes de empotrarse contra el todoterreno que circulaba por la variante.

La ausencia de marcas de frenada sobre la calzada daban fe minutos después de la virulencia del impacto entre los dos vehículos. El todoterreno quedó parado en seco en el carril izquierdo y el Renault 19 giró sobre si mismo antes de detenerse al borde mismo de la barandilla del puente sobre el Duero. Los primeros testigos alertaron del siniestro a los servicios de emergencia a las 13:19 horas. Y no fueron pocos, ya que un tercer coche, un Seat Ibiza, llegó a colisionar por detrás contra los vehículos implicados –solo sufrió daños leves de chapa en el morro– y un autobús de La Regional, lleno de pasajeros, frenó a tiempo de evitar un impacto que hubiera agravado aún más el resultado del choque.

La peor parte se la llevaron los ocupantes del Renault 19, conducido por un hombre de 78 años que falleció en el acto y en el que viajaba su mujer, en el asiento del copiloto, que sufrió heridas graves y que fue evacuada en ambulancia al Río Hortega, donde fue intervenida de urgencia, según confirmaron las fuentes consultadas. El matrimonio tenía su domicilio en la capital.

Una mujer y dos niños

En el otro vehículo implicado, el todoterreno BMW, con placas de la serie GVH, viajaban tres personas, una mujer de 35 años y dos niños de tan solo cuatro y un año. Los tres sufrieron lesiones, en principio, de carácter leve, si bien fueron también trasladados al Hospital Río Hortega.

«Pudo ser un despiste del conductor del Renault 19 o que sufriera una indisposición justo antes de continuar la marcha en sentido contrario», reiteran fuentes de la investigación antes de matizar que será la autopsia, que se realizará en la mañana de este domingo, la que determine si el origen de la colisión frontal fue algún tipo de enfermedad sufrida por el hombre de 78 años que falleció.

Los dos carriles de salida de la variante de Puente Duero permanecieron cortados durante más de dos horas, hasta que fueron evacuados los heridos, trasladado el cuerpo de la víctima y despejada la calzada. La Guardia Civil investiga lo ocurrido.

.