Escasa incidencia del paro en Renfe

Pasajeros en los puntos de información de la estación de trenes de Valladolid. /Henar Sastre
Pasajeros en los puntos de información de la estación de trenes de Valladolid. / Henar Sastre

La huelga convocada por la CGT obtiene un apoyo «masivo» y deja a 1152 trenes, 707 de pasajeros y 445 de mercancías fuera de servicio

EL NORTEValladolid

El sindicato CGT cifró en más del 85 % el seguimiento en el primer turno de la primera de las cuatro jornadas de huelga convocadas en Renfe, mientras que la compañía ferroviaria lo sitió en un 2,9 % y tuvo en cuenta los trabajadores que no estaban afectados por los servicios mínimos.

El sindicato, que denunciará los servicios mínimos, calificó de «masivo» el apoyo a la huelga en los servicios de atención al cliente y venta de billetes a pesar de las «trabas» que, consideran, ha puesto la dirección de Renfe, según señaló CGT en un comunicado.

La huelga, que estaba convocada para este miércoles, comenzó con paros entre las 12:00 y las 16:00 horas, a los que ha seguido otro que tendrá lugar entre las 20:00 y las 24:00 horas.

CGT denunció, además, irregularidades por parte de la jefatura de Renfe en contra de lo determinado por el decreto de servicios mínimos, que ya avanzaron que denunciarán ante las distintas inspecciones de trabajo.

Por su parte, Renfe cifró el seguimiento de la huelga en un 2,9 % y señaló que la huelga fue secundada, hasta la primera jornada de la huelga, por 119 de los 4.091 trabajadores que podían hacerlo.

Asimismo, la operadora señaló que la huelga se estaba desarrollando con normalidad y con el cumplimiento de los servicios mínimos.

Esta es la primera de las cuatro jornadas de huelga convocadas por CGT. Las próximas tendrán lugar el 14 de agosto, el 30 de agosto y el 1 de septiembre y coincidirán, así, con las distintas operaciones de salida y regreso de las vacaciones.

Con esta medida, el sindicato reclama un aumento de las tasas de reposición en la plantilla de la operadora.

Renfe canceló 1.152 trenes en total, 707 de pasajeros y 445 de mercancías, por las cuatro jornadas de paros.

El Ministerio de Fomento fijó unos servicios mínimos de un 75 % como máximo en las horas punta de Cercanías y del 50 % para las horas valle. Además, determinó un 65 % de operación en los trenes de media distancia, un 78 % en alta velocidad-larga distancia y un 25 % en trenes de mercancías.

Esta es la segunda huelga en Renfe en lo que va del verano tras la convocada por CCOO el pasado 15 de julio, que obligó a la compañía a cancelar 320 trenes de pasajeros de los 990 previstos y que también coincidió con un día de operación salida de las vacaciones de verano.