La Diócesis plantea un nuevo ascensor en la catedral de Valladolid para acceder a la futura biblioteca

El ascensor se instalaría en la zona de la catedral que se visualiza desde Portugalete. /R. JIMÉNEZ
El ascensor se instalaría en la zona de la catedral que se visualiza desde Portugalete. / R. JIMÉNEZ

El elevador, reflejado en el anteproyecto para la ampliación del Museo Diocesano, sería exterior y se vería desde la Plaza de Portugalete

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

El anteproyecto que la Diócesis tiene entre sus manos para impulsar las visitas a la catedral de Valladolid incluye un ascensor exterior que facilitaría el acceso a las capillas actualmente en desuso, donde está proyectada una biblioteca con ejemplares del propio Arzobispado y del Seminario. El boceto, que tendría que recibir el visto bueno de Patrimonio una vez que se le hubiera dado forma como proyecto, contempla así un elevador en la zona posterior de la catedral, la que se sitúa junto a la Plaza de Portugalete, de tal forma que se erigiría en un nuevo reclamo turístico para inyectar visitantes a un edificio que anualmente registra algo más de 9.000, especialmente gracias al ascensor en uso para elevar a los turistas a las alturas de laciudad.

La Diócesis, a través del obispo auxiliar, Luis Argüello, y del delegado de Patrimonio, Jesús García Gallo, presentó este lunes este anteproyecto a las concejalías de Urbanismo y de Cultura, pues contempla a su vez la posibilidad de abrir un nuevo acceso al Museo Diocesano, que tiene previsto ampliarse con un proyecto museístico que lleva el marchamo de la Fundación Las Edades del Hombre. La idea, según avanzó ya el Arzobispado, es acceder a que el conocido como Patio de los Cipreses, de propiedad privada, pueda ser de uso público –tal y como se refleja en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana– y abrirlo para disfrute de los ciudadanos. De esta forma, la catedral podría incrementar las visitas con un acceso nuevo al Museo Diocesano desde esta zona verde del centro de la ciudad, que a su vez evitaría la interrupción del culto por parte de los turistas que acceden al centro museístico a través de la iglesia.

Falta por concretar la financiación de este ambicioso proyecto, que supera los dos millones de euros. En la reunión se ha planteado la posibilidad de que el Ayuntamiento colabore a través de un antiguo convenio que comprometía la inversión en la catedral de un porcentaje de las obras municipales. La Iglesia solicitará ahora por escrito la situación en la que se encuentra ese acuerdo.