Desmantelan una plantación de marihuana de alto rendimiento en una nave industrial de Mucientes, en Valladolid

Un agente en el interior de la plantación./El Norte
Un agente en el interior de la plantación. / El Norte

Un joven de 30 años ha sido detenido por tráfico de drogas, cultivar y elaborar una plantación de cannabis y defraudación de fluido eléctrico y otros dos se encuentran huidos

Fidela Mañoso Largo
FIDELA MAÑOSO LARGOValladolid

La Guardia Civil de Valladolid ha detenido a A.D.F.B, un joven de 30 años de edad, que ya se encuentra en prisión, por cultivar y elaborar plantaciones de marihuana y defraudación del fluido eléctrico. Junto al arrestado, hay otros dos varones investigados, que se encuentran en la actualidad huidos. Los agentes han des desmantelado una plantación de marihuana de alto rendimiento gestionada a través del procedimiento 'Indoor', con 1.300 plantas en fase final de maduración.

Igualmente, se han incautado diversos útiles de pesaje, envoltorios, y todo lo necesario para este tipo de cultivos, como aparatos climatizadores, focos con bombillas de gran consumo, humificadores, ventiladores, bombas de agua e incluso utilizaban un generador de ozono (utilizado para neutralizar e eliminar los olores)

Durante la primera fase de la operación, denominada 'Santosmuva', se localizó una nave industrial en la localidad de Mucientes, que estaba siendo utilizada por los ahora investigados y que había sido alquilada como supuesto almacén.

La Guardia Civil comprobó las fuertes medidas de seguridad que tomaban los componentes del grupo en esta nave, estando tabicadas todas las ventanas y monitorizada la nave con una cámara de vigilancia de infrarrojos, colocada a una altura de unos cuatro metros en la puerta principal, la cual estaba conectada a través de Internet, lo que les permitía controlar desde un móvil, en cualquier lugar y momento, la actividad exterior de la nave.

En esta propiedad tenían enganchado de forma ilícita el suministro eléctrico a una torreta y en su interior había varios generadores industriales de electricidad. Con ello pretendían camuflar el elevado consumo eléctrico que conlleva este tipo de instalaciones, para mantener activos todos los aparatos eléctricos y sacar adelante las cosechas, evitando el alto coste que lleva aparejado y levantar sospechas. Este fraude de fluido eléctrico asciende a 18.000 euros.

La nave industrial se dividía en dos zonas, una se utilizaba para el cultivo intensivo y crecimiento de las plantas y la otra para el secado de la marihuana. Poseía una potente instalación eléctrica capaz de sostener aparatos climatizadores, generadores, bombillas de gran consumo, humificadores, ventiladores en el suelo, en techos y en paredes, generando así las condiciones artificiales de calor y humedad optimas para favorecer el crecimiento de las plantas.

Enganche ilegal para el suministro eléctrico.
Enganche ilegal para el suministro eléctrico. / El Norte

Esta plantación 'Indoor' permitiría obtener hasta cuatro o cinco cosechas al año con un contenido en principio activo (THC) muy superior al obtenido con técnicas de cultivo tradicional, que obtiene generalmente una sola.

La Guardia Civil realizó numerosas vigilancias discretas de la zona, determinando que se trataba de un grupo criminal con una definida estructura jerárquica, gran movilidad y roles muy bien definidos. Así realizaban diferentes trabajos; como conseguir y montar la nave, cultivo y mantenimiento de la plantación y posterior venta y distribución.

Asimismo al ahora detenido se le ha aprehendido un vehiculo el cual figuraba como sustraído y con documentación falsa. Los agentes continúan las gestiones para la localización y detención de los otros dos varones. La operación ha sido llevada a cabo por La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid con la participación del Equipo ROCA Valladolid.