Comienza la cuenta atrás para el juicio con jurado por el crimen de la niña Sara

Furgón de la Guardia Civil entra en la sede de los Juzgados de Valladolid. /Rodrigo Jiménez
Furgón de la Guardia Civil entra en la sede de los Juzgados de Valladolid. / Rodrigo Jiménez

La madre de la pequeña asesinada y su novio, que se sentarán en el banquillo la Audiencia de Valladolid, han asistido este viernes a la ratificación de las peticiones de los letrados ante la instructora, que ahora dictará el auto de juicio oral

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

Ni media hora duró la vista preliminar en el Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid, en la que los acusados por el crimen de la niña Sara, la madre y su novio, escoltados por la Guardia Civil, asistieron a la ratificación de posturas de los abogados de las acusaciones y las defensas ante la jueza. Procedentes, respectivamente, de la prisión militar de Soto del Real (Madrid) y la de Valladolid, donde permanecen en prisión provisional desde que ocurrió el asesinato de la pequeña, que solo tenía cuatro años, el 3 de agosto de 2017, Davinia M. G. y Roberto H. H. han escuchado este jueves a las acusaciones solicitar la apertura de juicio oral por el procedimiento de la Ley del Jurado y, a las defensas, pedir el sobreseimiento.

Tras este trámite, la instructora tendrá que dictar el auto de enjuiciamiento y trasladar el caso a la Audiencia vallisoletana, que tendrá que seleccionar al jurado y señalar fecha para la vista oral, que no se espera que pueda celebrarse antes de febrero, según barajan los letrados, aunque los más optimistas creen que en noviembre podría estar fijado. Todo depende, indican, del abultado libro de señalamientos que maneja el tribunal.

Las cuatro acusaciones, incluido el ministerio fiscal, piden la prisión permanente revisable para el presunto autor material del crimen, Roberto H. H., de 37 años. Tres de ellas, excepto la que ejerce el padre biológico de la víctima, piden la misma condena para la madre, Davinia M. G., de 38, como supuesta coautora por omisión del delito de asesinato. Además de a la prisión permanente revisable, los dos sospechosos se enfrentan a peticiones de penas de entre 13 y 33 años de cárcel por delitos previos al asesinato (violación, maltrato y lesiones) como coautores. A la madre se le atribuye un delito de abandono de menores, por el que las acusaciones piden para ella hasta cuatro años de prisión. Solo la acusación particular que ejerce el padre biológico de la pequeña exculpa a la madre.

Los letrados de las defensas volvieron a solicitar este jueves a la jueza instructora el sobreseimiento de las actuaciones. El acusado defiende su inocencia y en los interrogatorios había apuntado a que la niña ya era maltratada, mientras que el abogado de la madre de Sara sostiene que Davinia M. era «víctima de su novio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos