Colectivos de 21 pueblos ensalzan en Tudela el papel de los mayores en el medio rural

Comida de hermandad de los participantes en el encuentro celebrado en Tudela de Duero./ V. V.
Comida de hermandad de los participantes en el encuentro celebrado en Tudela de Duero. / V. V.

Más de seiscientos jubilados de las comarcas de Pinoduero y Peñafiel celebran su encuentro festivo anual

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

Hay un plato de embutido, una caja de vino ya mediada, tres botellas de agua sin abrir y una animada conversación sobre la mesa que comparten Jesús, Chencho, Chelo, Ángel, Pablo, María y Carmen. Han llegado desde Santibáñez de Valcorba para «comer, bailar y divertirse» en la jornada de convivencia en la que participan las asociaciones  de jubilados de 21 pueblos de las comarcas de Pinoduero y Peñafiel.

Es la edición número 26 de una cita que, todas las primaveras, reúne a cientos de mayores (este miércoles, 609) en una cita festiva que, además, sirve para reivindicar el papel que juegan los mayores en el medio rural, «la fuerza» que, en palabras del presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, suponen para mantener llenos de actividad los pueblos de la provincia. «En muchas ocasiones, son las propias asociaciones de mayores las que organizan las actividades culturales, deportivas o de ocio de las que disfrutan muchos pueblos», indica Luis Javier Gómez Potente, alcalde de Tudela de Duero, la localidad anfitriona. «A veces, incluso, son los mayores quienes mantienen con vida, sobre todo en invierno, muchos de nuestros pueblos». Esa vitalidad se mostró ayer en el parque El Bailadero, que acogió durante más de ocho horas (salvo un paréntesis para la misa en la iglesia de la Asunción)los festejos.

La organización este año –de la mano de la Federación provincial de asociaciones de jubilados y pensionistas de Valladolid– ha recaído en el colectivo tudelano, pilotado por los integrantes del consejo del centro de mayores (formado por Emiliano Salamanqués, Carmina Fernández, Julio Sanz e Isidro Alonso), con la colaboración de Enrique Sanz y José María Moral. Durante las últimas semanas han trabajado para que todo saliera a la perfección. Las ordenanzas del centro han preparado la decoración del parque, con guirnaldas y cuatro marcos para un 'photocall' que recordara la cita anual de los mayores.

Celebración del encuentro de mayores de Pinoduero y la comarca de Peñafiel, en Tudela. / V. V.

Ha habido además que encargar la multitudinaria paella (más de 600 raciones), que, ante la amenaza de lluvia, no se cocinó a pie de fiesta, sino que se elaboró bajo techo. El reparto de los platos comenzó a las 15:00 horas, en riguroso orden fijado por sorteo. Los últimos, Campaspero. Y junto al arroz, los panecillos elaborados por los tres hornos de Tudela (Menta y Chocolate, La tudelana y Alcázar) y, de postre, naranja. La sobremesa se animó con una discomovida que se prolongó hasta las 20:00 horas.

La jornada comenzó a mediodía con la recepción de las asociaciones, procedentes de Canalejas de Peñafiel, Campaspero, Cogeces del Monte, Fompedraza, La Parrilla, Langayo, Montemayor de Pililla, Olivares de Duero, Pesquera,Piñel de Abajo, Quintanilla de Arriba, Quintanilla de Onésimo, Rábano, Santibáñez, Sardón, Torrescárcela, Traspinedo, Valbuena, Villabáñez y Villavaquerín. Muchos de ellos, con pañuelos de colores al cuello y camisetas de la asociación a la que pertenecen. Llegaron a Tudela en coches particulares y, la mayoría, en autobuses, en cuyos maleteros viajaban también mesas y sillas (algunas de playa) para disfrutar de la jornada. La bienvenida corrió a cargo del presidente de la Diputación, quien destacó el compromiso de la institución«para que no haya listas de espera en ayuda a domicilio y teleasistencia».

«En realidad –dice Angelines– no es un día para reivindicar nada, eso ya llegará, sino para disfrutar, y para encontrarnos con amigos que ya conocemos de otros años». Angelines pertenece a la asociación Ontorio, de La Patrilla, y recuerda que la celebración en Tudela es un aperitivo para las fiestas de la localidad, que comienzan este viernes. Y junto al baile, la comida o las jotas (con grupos de dulzaineros), hubo tiempo para las partidas de cartas, como la brisca que antes de la paella compartieron Jesús, Paqui, Purificación, Pilar, Consuelo, Esperanza, Valentina o Félix, de la asociación El Chorrillo, de Cogeces del Monte. Los mayores de 65 años de estas localidades suman 4.174 personas (el 23,5% de su población).