Una chocolatada pone el broche a las fiestas de San Miguel del Arroyo

Bolsín Taurino, que incluyó clases prácticas de toreo y el tentadero de añojos./C. C.
Bolsín Taurino, que incluyó clases prácticas de toreo y el tentadero de añojos. / C. C.

La jornada dominical incluyó la tradicional misa y procesión en honor de la patrona y un concierto de Vanesa Muela

C. CATALINASan Miguel del Arroyo

La localidad de San Miguel del Arroyo puso ayer fin a sus fiestas patronales en honor a la Natividad de la Virgen con la ya tradicional chocolatada en la Plaza Mayor, organizada por el Ayuntamiento y con la colaboración del Centro de Jubilados, que se encargó de elaborar el preciado dulce, acompañado de los churros proporcionados por El Amanecer.

Esta tradicional cita puso el broche a una intensa jornada que arrancó poco antes del mediodía con la misa en honor a la patrona, en el templo parroquial de San Miguel, que contó con la asistencia de las autoridades locales. Posteriormente tuvo lugar la procesión de la imagen, que fue portada a hombros por las principales calles del municipio al ritmo de las jotas interpretadas por el grupo local de dulzaineros Los Boinas Pretas. Tras el acto religioso, la Plaza Mayor acogió el acostumbrado vino español para todos los vecinos, muchos de los cuales decidieron prolongarlo con el vermut flamenco en el bar El Trébol, animado por el grupo Achibë.

A las 18:30 horas se celebró en la plaza de toros el Bolsín Taurino San Miguel del Arroyo, que este año ha cumplido su octava edición, que incluyó una clases práctica de toreo a cargo de los alumnos de la Escuela Taurina de Medina de Rioseco, y el tentadero de dos añojos de la ganadería vallisoletana Cantoblanco, para el joven novillero de Venta de Baños Juan Alonso, y el alavés Pedro Andrés. Tras ellos, el afamado rejoneador burgalés Óscar Borja, además de una exhibición ecuestre con los ejemplares de su cuadra, tentó igualmente dos vacas.

Tras el festejo tuvo lugar el último encierro urbano para las calles de la localidad. Previamente, los asistentes disfrutaron dal recital de canciones y música tradicional que ofreció la cantante, percusionista, historiadora y Premio Nacional de Folklore lagunera, Vanesa Muela, con entrada gratuita en el teatro municipal. La intérprete exhibió un rico y variado repertorio de canciones tradicionales en el que no faltaron romances, jotas, seguidillas, fandangos, cantos de trabajo de carnaval, charros, agarraos, ligeros, corridos etc., trasladó a los asistentes a la historia de nuestros antepasados a través de artilugios e instrumentos como el rabel, el pandero cuadrado o la sartén.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos